Allí te daré mis amores

Allí te daré mis amores

982
SHARE

“Ven, oh amado mío, salgamos al campo, Moremos en las aldeas. Levantémonos de mañana a las viñas; Veamos si brotan las vides, si se abre el cierne, Si han florecido los granados; Allí te daré mis amores.” Cantares‬ ‭7:11-12‬ ‭RVES‬‬.

Así como la relación matrimonial es una expresión de cercanía e intimidad, “Ven, oh amado mío”, lo es también la Iglesia junto al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, “Y considerémonos los unos a los otros para provocarnos al amor y á las buenas obras; No dejando nuestra congregación, como algunos tienen por costumbre, más exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.” ‭‭Hebreos‬ ‭10:24-25‬ ‭RVES‬‬.

Hoy más que nunca esa causa debemos impulsarla y crear alrededor de ella sembradíos de vińas donde trabajemos con mucho esfuerzo y dedicación cada uno/a las metas trazadas por nuestro Señor Jesucristo; hasta alcanzar ver “brotar las vides y el florecimiento de los granados” y allí darle a Dios “nuestros amores”.

La necesidad es muy grande en el pueblo, la gente está cansada, presionada, decepcionada, muchas frustraciones, sin respuestas a muchas preguntas e inquietudes, en urgencia de un liderazgo que sepa entrar y salir, conducir con autoridad y mansedumbre, con humildad y amor, que honre a Dios y Su Palabra, que conduzca a la Iglesia a honrar al -Rey de reyes y Señor de señores- que enseñe y muestre amar a Dios por encima de todo, siendo ÉL  -el todo en todos- y que cada día se mueva a estrechar y profundizar el acercamiento al Señor, “Me llevó a la casa del banquete, Y su bandera sobre mí fue amor.” Cantares‬ ‭2:4‬ ‭RVR1960‬‬.

Señala el escritor del libro hebreos acerca de esta visión: “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.” ‭‭Hebreos‬ ‭4:16‬ ‭RVR1960‬‬.

La presente coyuntura se muestra nebulosa, la cosa no se ve con claridad, y requiere de gente decidida, como fue el proceder de David cuando todo el pueblo huía del gigante filisteo; él lo enfrentó con convicción y arrojo espiritual, saliendo victorioso de aquella situación, Dios le entregó la victoria en medio de la incertidumbre de la población.

Hoy hay un gigante que mantiene en temor a la mayoría, pero Dios se alzará con el trofeo y allí nos dará sus amores. “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” ‭‭1 Tesalonicenses‬ ‭4:16-17‬ ‭RVR1960‬‬.

¡Allí nos dará sus amores! Nuestro presente es una plataforma donde Dios está preparando la celebración del triunfo, escenario de las bendiciones que muy pronto alcanzaremos. Esperemos en ayuno y oración este acontecimiento de la venida del Señor Jesucristo para llevarse a su pueblo a las mansiones celestiales. “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; más sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.” Isaías‬ ‭60:1-3‬ ‭RVR1960‬‬.

Dios te continúe bendiciendo en este día y siempre. Maranatha.

Fuente:

Pastor Antonio Regalado Framingham , Massachusetts , USA

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.