Un Nuevo Corazón

Un Nuevo Corazón

281
SHARE

Dios quiere cambiar tu vida.  Aquellos que hemos entrado en relación con Él, podemos dar testimonio de lo maravilloso que es conectar con nuestro Padre celestial, y poder tener esa relación que nos da plenitud.  Muchas veces, sin darnos cuenta, aun en la iglesia, dejamos a un lado el poder presentarle realmente a la gente lo que representa ser una persona salva, transformada por el poder de Dios, y poder concientizar en lo que esto conlleva y requiere.

A veces, cuando llevamos mucho tiempo sirviendo a Dios, perdemos de perspectiva que lo más grande que una persona puede disfrutar, alcanzar, es esa relación con nuestro Padre celestial, que solo podemos obtener a través de Jesús.

Hoy comenzamos una temporada en la que te incluiremos en nuestras oraciones, camino a Semana Santa.  Viernes Santo y Domingo de Resurrección son dos días demasiado significativos para nosotros, los creyentes.  Ese fin de semana, el mundo se detiene, aunque sea por unas horas, para recordar el hecho histórico de que nuestro Señor Jesucristo vivió entre nosotros, murió por nosotros y resucitó.  Para algunos, son solo unos días de vacaciones, días para no trabajar, para ir a la playa o compartir; pero para otros, que hemos entendido lo que esto representa y el sacrificio de Jesús, es un momento muy especial que no podemos pasar por alto.

En unnuevocorazon.com, estaremos orando por tus familiares que todavía no conocen al Señor.  Registra allí los nombres de tus seres queridos que tú quieres que entreguen su vida a Cristo, y estaremos orando contigo.  Al enviarnos los nombres, te enviaremos un curso gratuito acerca de los pasos que tú puedes seguir para crear la atmósfera para que tus familiares reciban al Señor como su salvador.

Si tú todavía no has tomado la decisión de entregarle tu vida a Cristo, oramos que sea el Espíritu Santo dándote convicción en este instante de que tú necesitas cambiar tu vida.  La Biblia dice: Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón porque de él mana la vida.  Por eso es que Dios quiere darte esta experiencia de transformación.

Si tú eres de los que alguna vez entregaste tu vida al Señor, pero no seguiste en sus caminos por la razón que sea, y quieres tener una experiencia con el Señor, queremos darte la mano.  Tenemos todo un equipo de trabajo listo para caminar contigo durante todo este proceso.  Si tú estás comprometido y quieres ese cambio en tu vida, regístrate en unnuevocorazon.com.  Es completamente gratis.

Estamos creyéndole a Dios que tu decisión será para siempre porque tendrás ahora el fundamento bíblico, la experiencia de la Palabra, que te va a ayudar a vivir esa vida que Dios quiere que tú vivas, de transformación y cambio.  Estamos creyendo que tú vas a ver el milagro de que tus familiares le entregarán su vida al Señor.

Hoy damos comienzo a esta nueva temporada, a este nuevo comienzo, un tiempo de fe donde creemos que vendrán muchos al conocimiento de la verdad y tendrán una experiencia de relación sobrenatural con el Señor y sus vidas serán renovadas por el poder del Espíritu Santo; jamás volverán a ser las mismas personas.  Confiamos que nuestro esfuerzo rendirá fruto y podremos celebrar las miles de personas que tomen la mejor decisión de toda su vida.

Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,”  Romanos 1:1

Esa introducción del apóstol Pablo es sumamente importante entenderla.  Parece un verso simple y sin mucha profundidad.  Pero esta no es meramente la apertura de una carta dirigida a un grupo de personas, porque cuando un apóstol escribe algo, cada palabra tiene un valor, un significado, una profundidad.  Pablo establece su relación con Dios, con nuestro Señor Jesucristo, y establece que el Evangelio, las Buenas Nuevas, son de Dios.  No es que el Evangelio habla acerca de Dios meramente, sino que el Evangelio es de Dios.

Las Buenas Nuevas del Evangelio no es un invento de una institución, no es producto de mentes humanas.  A la iglesia se le ha conferido la responsabilidad de proteger y predicar el mensaje, pero la iglesia no es autora del mensaje; un pastor, tampoco.  Si una persona llega a pensar que el Evangelio es producto de una religión o institución, le va a restar el verdadero poder.  Si el Evangelio proviene de Dios, si Él es el Autor, el que tiene la autoridad, y la iglesia es la mensajera, quien tiene que predicarlo y repartirlo, entonces, no es la iglesia quien tiene poder, sino el Evangelio porque viene de Dios.  Muchos no entienden la labor de la iglesia y se frustran; pretenden que sea la iglesia la que haga un cambio en la vida de las personas, sin darse cuenta que estas Buenas Nuevas, estas buenas noticias, dependen del Dios Todopoderoso, Él es el Autor, le pertenece a Él; la iglesia es simplemente la mensajera, los que protegemos, predicamos, llevamos el mensaje.

Evangelio significa Buenas Nuevas, pero no hay Buenas Nuevas si no hay malas nuevas.  La gente no entiende cuál es el mensaje que Dios quiere dar detrás del Evangelio; prefieren las Buenas Nuevas del Evangelio, sin contrastarlas con las malas noticias que existen en esta tierra por nuestra condición de rebeldía a Dios.  Todos nacemos rebeldes a Dios en nuestra naturaleza; nacemos separados, alejados de Dios, propensos al pecado, a la maldad, a las cosas negativas.  El Evangelio es las Buenas Nuevas de que no tienes que vivir de esa manera, de que esa separación que existía en el pasado por causa de la condición del hombre ahora tiene una solución, que es Cristo.

No se te podía dar una buena noticia hasta que no se resolviera esa condición de corazón de estar separado de Él.  A veces pensamos que las Buenas Nuevas del Evangelio es que todo te va a ir bien, que puedes prosperar, progresar.  Dios quiere que tú prosperes, que avances; vas a pasar dificultades porque es normal, pero eso no debe quitar tu espíritu de conquista; y tú tienes que entender que nada de eso tiene sentido ni valor si tú vives una vida en rebeldía a Dios.  Por eso es que el mensaje es de Él.  El mensaje no es de una iglesia para reunirte con más gente, sino de Dios, para dejarte saber que las malas noticias de tu vida pueden cambiar porque Él tiene un mensaje nuevo para ti: Que su Hijo murió por ti en la cruz del Calvario, para darte acceso a su presencia.

Fuente:

pastor Otoniel Font | Puerto Rico

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.