La unidad de la comunidad gay ha distorsionado el destino inmediato de...

La unidad de la comunidad gay ha distorsionado el destino inmediato de la comunión social para la familia de hoy, en oposición al sagrado mandato divino de la palabra de Dios

2032
SHARE

Tabernáculo Prensa de Dios hace un llamado urgente y levanta, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, el asta de la bandera de la verdadera libertad que ondea el espíritu de paz de la institución de la familia, unión sagrada entre un hombre y una mujer, y fundada por Dios mismo.

El origen de la familia nace, crece y se desarrolla por la relación entre un hombre y una mujer. La historia del emblema de nuestra dignidad social dominicana no debe ser envenenada ni manchada por la epidemia de la inmoralidad sexual de la comunidad homosexual.

La educación que forma la sociedad de los hijos de nuestras familias, no pueden abrigar sus esperanzas en la maldecida y frustrada familia de Sodoma y Gomorra, quienes desde el principio están en franca oposición a la soberanía de Dios.

“Gen. 8:20 Entonces el Señor le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo, 21 descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré. 22 Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante del Señor. 23 Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío?

El sistema político de nuestra República Dominicana, desde su fundación con los colonizadores, trajo consigo una serie de males, barbaries que constituyen una empresa de malversación de la cultura de nuestros valores, la economía de nuestra fortuna y el exterminio de la vida social de nuestra gente, en hurtos, esclavitud, homicidios y toda clase de truhanerías de la burda  oligarquía; y bellaquerías y compadreos, nepotismo, clasismo, autoritarismo y esclavitud, no obstante el derramamiento de sangre en la historia, por el crecimiento y desarrollo hacia un sistema político nacionalista que rija al pueblo dominicano.

De continuar el deterioro en perder nuestros mejores recursos humanos, de una sociedad digna en valores y un futuro mejor, tal parece que la comunidad gay ha colonizado la conciencia del alma, espíritu, cuerpo, mente y corazón de algunos políticos, comunicadores, seudos educadores y demás facilitadores en sus distintos géneros, para masacrar la dignidad de la familia dominicana, en un cambio de rol social, argumentando  la modernidad de la nueva era, lo que al parecer nos sugiere un nuevo modelo a seguir en  término de la familia, la política, la economía e incluso hasta nuestra religión cristiana, completamente fuera de Dios; pero no, Tabernáculo Prensa de Dios, como ministerio cristiano evangélico de prensa escrita y digital, como parte de la comunidad cristiana en nuestro país, y como directora de este ministerio, se subleva a favor de la dignidad, de la gracia que nos sostiene en nuestro Señor Jesucristo.

Es por ello que le decimos a los políticos de nuestra nación, a los comunicadores de radio, prensa, televisión y redes sociales locales, al Ministerio de Educación, a la Iglesia Evangélica y Católica, ¡¡¡Que!!! Hagamos un alto en el camino, con una visión de la libertad que Dios no ha legado en su amor eterno, para que no sucumbamos por el espíritu de la comunidad gay, monstruo del materialismo de la economía de la globalización mundial, que nos invade de tal modo que nos impide modelar en el infierno del reinado de la alfombra roja de estos capitanes, con rumbo a degenerar el corazón de la patria dominicana, en las presentes y futuras generaciones.

Hagamos memoria de que Dios es amor, pero también es fuego consumidor. 1 Juan 4:8: «El que no ama, no ha conocido a DIOS; porque DIOS ES AMOR”. Hebreos 12: 29:” Porque nuestro Dios es FUEGO CONSUMIDOR.” Porque la comunidad de Sodoma y Gomorra quiere mudarse a la casa de nuestras familias, para provocar que seamos exterminados por la ira del fuego de Dios, como lo fuera en la antigüedad su propia familia de Sodoma.

De modo que las leyes de la cobertura divina de Dios, que protegen a este humilde pueblo, trabajador y creyente de la sagrada palabra de Dios, debe ser defendido por la Suprema Corte de Justicia, de La Dignidad Moral y Ética de la educación, que exhibe los mejores paradigmas, de los parabienes de nuestra historia, del presente y futuro de la soberanía del espíritu de Dios en nuestra nación República Dominicana.

Desmembrar los valores de nuestra dignidad social es igual a la renuncia de la vida misma, en ser un auténtico dominicano y dominicana, en sociedad patriarcal y matriarcal, de la familia nuclear.

Nuestra función como Prensa de Dios, nos resalta en hacer mención personalizada de la tendencia sexual de alguien en particular sino que debe resaltar en la predicación y la enseñanza eficientes de la palabra del reino de Dios. a medida que la gente conozca adecuadamente al voluntad de Dios en cuanto a la tendencia sexual, de la misma manera la gente van inclinándose hacia Dios.

La función nuestra como Prensa de Dios es procurar que la gente conozca a Dios a través de la predicación de su amor. Y el Espíritu Santo se encargará de enfrentar de forma personal a cada cual. Él es el que convence de pecados y el que redarguye el corazón de la gente para su propósito en usted y yo.

Mis Bendiciones!!!

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.