Nación Santa, dejémonos alumbrar por el contenido de la palabra de Dios.

Nación Santa, dejémonos alumbrar por el contenido de la palabra de Dios.

1707
SHARE
y

Estamos comenzando el año 2019 y hemos visto muchas señales que han ocurrido en esa etapa de nuestra existencia y Dios nos hace un llamado para que unidos lo busquemos con anhelo, pasión y entrega, no mirando las cosas perecederas de este mundo, las cuales serán destruidas.

Pero los cristianos verdaderos, nacidos de nuevo, serán levantados durante el arrebatamiento de la Iglesia y, tanto los fallecidos como los que viven, estarán en la presencia del Señor por toda la eternidad. No sabemos el día ni la hora de ese momento glorioso, pero podemos ser sorprendidos en cualquier instante, por lo que debemos estar alertas y preparados para tan esperado acontecimiento.

Sin embargo, no hay duda que vivimos tiempos muy difíciles y sin precedentes en la historia de la humanidad, algo que nos obliga como cristianos y seres humanos a cambiar el rumbo de nuestras vidas.

Quienes llevamos más tiempo habitando este mundo, podemos establecer la diferencia de cómo eran las cosas hace 20, 30, 40 años atrás. Todo era tan diferente…Actualmente todo se complica cada vez más.

Muchos han perdido el rumbo por seguir pautas que Dios no ha establecido, propiciando que todo se complique más…Ahora predomina el punto de vista humano, antes que el de Dios, y por eso las consecuencias se respiran por todas partes.

Si esto sigue así, no hay duda que iremos al colapso mundial. Lo más triste de todo esto es que aun hasta personas que dicen llamarse “cristianas” están mezclando la verdad de Dios con la mentira para justificar sus acciones réprobas o para evitar la oposición. No hay duda que estamos viviendo en medio de tiempos muy difíciles, aquellos que el mismo libro sagrado de la Biblia nos advierte, donde nadie será para nadie, aún los propios hijos se irán contra sus padres.

¿QUE PODEMOS HACER ENTONCES?
Ante todo, necesitamos estar sintonizados al cien por ciento con la palabra de Dios, y evitar todas aquellas “interferencias” que nos desvían de ella.

Por eso el Salmo 119:105 dice: “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.

Necesitamos saber por dónde vamos para no caer en la trampa, y no dejarnos seducir por los espejismos que las huestes espirituales de maldad están ofreciendo como alternativa.

Déjate alumbrar por el contenido de la Palabra de Dios…Empápate de su conocimiento. Ahora más que nunca los cristianos necesitamos tener convicciones firmes en las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo.

Un cristiano sin convicciones es como una veleta que va por donde el viento le apunta; y esa es la triste realidad de muchos, quienes por miedo a enfrentar marginación o persecución, prefieren seguir la corriente contraria.

A medida que el tiempo avance, las cosas se irán poniendo más difíciles para los cristianos que decidan permanecer firmes en sus convicciones, ya que lo que predomina ahora es la maldad en todas sus formas, incluso mezclándose dentro de las mismas congregaciones cristianas.

Mucho cuidado con esto, porque ya el apóstol Pablo lo previno: “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas”,  Timoteo 4:3-4.

Agregado a la maldad del mundo, están los falsos maestros, que lo único que buscan es aprovecharse de sus discípulos para su beneficio personal. ¡Que Dios nos libre!

Este accionar está provocando que la humanidad pierda su fe y sienta temor de seguir a los hombres que Dios ha destinado para predicar su palabra en todo el mundo.

La oposición por mantenerse fieles a los principios bíblicos se irá acrecentando a medida que el regreso de nuestro Señor Jesucristo se aproxime; de ahí que será necesario mantenerse fieles y pacientes en medio de ese contexto. Los tiempos son muy difíciles y se pondrán peor. Se hace necesario que lo sepas o lo recuerdes.

Nuestro Señor Jesucristo dijo: “Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.

“Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores.

“Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.

“Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

“Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”, Mateo 24:4-14.

El 2019 muchos profetas lo han considerado como un año decisivo para el mundo y el pueblo de Dios, porque habrá muchas señales y podría ser el último año en que viva la humanidad durante el periodo de la gracia.

Mientras tanto, le deseamos a nuestros hermanos y amigos lectores, nuestros mejores deseos junto a sus respectivas familias, para que disfruten de la verdadera felicidad que solo la tenemos en Cristo Jesús Nuestro Rey de Reyes y Señor de Señores.

Y que el amor y la compasión de Dios los alcance, para que puedan disfrutar de la vida eterna que el Altísimo da por gracia a los que se arrepienten de sus pecados y ponen su fe y confianza en el Hijo del Dios viviente, Jesucristo. Gracia y Paz.

Fuente:

TPD

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.