Una nueva carretera se está formando

Una nueva carretera se está formando

727
SHARE

Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará. Isaías 35:8

Muchos piensan que están en un lugar desconocido, detenidos en el tráfico espiritual, pero Dios los está preparando para una bendición. El Espíritu Santo está diciendo: “La obstrucción inesperada en el camino es una bendición encubierta”. Sí, el camino parece desconocido, pero no están en el camino equivocado. El Salmo 37:23 declara: “El Señor afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir”. Ustedes no lo pidieron, pero ahora deben pelear una pequeña batalla (Efesios 6:11-12). Deben mantenerse en movimiento hacia adelante. Lo esperan tremendas recompensas si no bajan los brazos (Filipenses 1:6). Ustedes deciden mantenerse en movimiento (Filipenses 4:13) y no abandonar. La ruta anterior está por despejarse (Romanos 8:28). La niebla se levantará pronto, porque Dios está preparando una bendición inesperada para ustedes. Números 23:20 dice: “Se me ha ordenado bendecir y, si eso es lo que Dios quiere, yo no puedo hacer otra cosa”. Esto es lo que Dios le está diciendo. Con esto, comparto con ustedes este sueño profético de Joe Joe Dawson.  La espera no significa inactividad. Significa “descansar en Él”. No debe entrar en pánico porque parece que no ocurre nada.

“Recientemente tuve un vívido y poderoso sueño profético que inmediatamente sentí era para muchas personas en el Cuerpo de Cristo. En el sueño, estaba conduciendo por una carretera de dos carriles por la noche. La carretera estaba rodeada de un hermoso paisaje campestre. Parecía ser una carretera recién construida con asfalto y pintura fresca. A los lados de ambos carriles había una línea blanca sólida y en el centro había dos líneas amarillas sólidas. Era una hermosa noche clara y mientras seguía conduciendo, las líneas blancas a los lados de la carretera terminaban. La carretera comenzó a doblarse y al hacer el giro, la nueva carretera se convirtió en una vieja y desgastada. Esta carretera no era tan lisa y no tenía líneas amarillas en el medio. El camino se volvió nebuloso y el cielo ya no estaba claro. Entonces, en el sueño, escuché al Señor decir, «AQUÍ ES DONDE ACELERAS».

“Cuando desperté del sueño, empecé a orar y a preguntarle al Señor qué significaba todo eso. Todo al principio del sueño era fácil. El camino era parejo y directo y podía ver claramente el camino que tenía por delante. Luego, el viejo camino estaba lleno de baches, nublado y poco claro cuando tomé la curva. Entonces, ¿por qué Dios me dijo que acelerara en vez de hacerlo al principio del sueño en la carretera lisa? El Señor me habló tan claramente, “ESTE ES EL MOMENTO DE ACELERAR CON FE CIEGA».

“Creo que para muchos esta temporada se ha sentido como esa carretera llena de baches y niebla donde muchas cosas han parecido poco claras. Sin embargo, creo que es el momento de acelerar con una fe ciega. Si todo lo que ven es niebla, no bajen la velocidad. Comiencen a acelerar y confíen en que Dios conoce el camino que tienen por delante, incluso si no está claro para ustedes en este momento. Si esperamos hasta que todo parezca perfecto y cómodo en lo natural para acelerar, nos perderemos lo que Dios quiere enseñarnos y a dónde nos está llevando. Aceleren con fe ciega a pesar de lo que sus ojos naturales puedan estar diciéndoles”.

“En esta temporada, no podemos permitirnos permanecer en nuestras zonas de confort o dudar en acelerar debido a la incertidumbre. Sigan avanzando y mientras aceleran Dios les aclarará el camino que tienen por delante y alcanzarán su propósito y destino. Dios está llamando al Cuerpo de Cristo en América y en las naciones del mundo para que lo sigan con valentía y fe ciega en esta hora. Estamos a punto de experimentar un desbordamiento y avivamiento como nunca, y tendremos que operar con fe ciega para entrar en esto.

“Sigan conduciendo a través de la niebla. Eventualmente se despejará y verán lo que Dios estaba haciendo en medio de ella. Un cambio viene al Cuerpo de Cristo, en América y en las naciones del mundo. ¡Ahora es el momento de acelerar! No se apoyen en su propio entendimiento o en su razonamiento natural o en sus sentidos en esta hora. ¡Aceleren con fe ciega y se encontrarán en medio de lo que Dios está haciendo en ustedes, en su ciudad o región y en el mundo! ¡ACELEREN CON FE CIEGA!”

2 Corintios 5:7 Porque por fe andamos, no por vista.

Hebreos 11:3 3 Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

Con amor y oraciones,

Fuente:

Magie de Cano

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.