¿Paz y seguridad?

¿Paz y seguridad?

994
SHARE

“Ahora bien, hermanos, con respecto a los tiempos y a las épocas, no tienen necesidad de que se les escriba nada. Pues ustedes mismos saben perfectamente que el día del Señor vendrá, así como un ladrón en la noche; que cuando estén diciendo: «Paz y seguridad», entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente, como dolores de parto a una mujer que está encinta, y no escaparán.” ‭‭1 Tesalonicenses‬ ‭5:1-3‬ ‭NBLA‬‬.

Las profecías bíblicas se están cumpliendo a perfección, el acuerdo “de paz” alcanzado entre representantes de Israel, Emiratos Árabes Unidos y Baréin en la Casa Blanca; presidido por el Presidente Estadounidense Donald Trump; es un testimonio poderoso de lo que profetiza Dios en Su Palabra.

El mundo ya conoce el asunto, pero, ¿estos acuerdos, traerán paz y seguridad?
¿Que está escrito en las Sagradas Escrituras al respecto?

Hay que ir a Ezequiel 38 y ver cómo describe el Señor de manera impresionante el montaje del sistema del anticristo, es un tratado digno de reflexión para estos tiempos proféticos.

“«Tú, hombre, vuélvete ahora hacia el país de Magog, y habla en mi nombre contra Gog, jefe supremo de Mésec y Tubal. Dile: “Esto dice el Señor: Gog, jefe supremo de Mésec y Turbal, yo me declaro tu enemigo. Te voy a hacer volver, te voy a poner ganchos en la boca, te voy a sacar a ti y a toda tu caballería, con sus jinetes de elegantes uniformes, ese enorme ejército armado de espadas y escudos de diversas clases. Irán acompañados de gente de Persia, Etiopía y Libia, todos ellos con escudos y cascos, y también de todos los soldados de Gómez y de Bet-togarmá, de lo más lejano del norte, los numerosos pueblos aliados tuyos. Prepárate y ármate, tú y todos los ejércitos que están contigo; tómalos bajo tu mando. Al cabo de muchos años vas a recibir la orden de invadir un país que estuvo en guerra, pero que ya se habrá restablecido; un pueblo que estuvo disperso entre muchas naciones y que había sido arrasado para siempre, pero que ya se habrá vuelto a reunir en los montes de Israel. Para entonces, ellos habrán regresado ya de muchos países, y estarán todos viviendo tranquilos. Llegarás tú, como un nubarrón, para cubrir el país, y lo invadirás como una tormenta con todos tus ejércitos y pueblos numerosos.” Ezequiel‬ ‭38:2-9‬ ‭DHHS94‬‬.

Tiempo de orar como nunca antes, el “nubarrón”se ha infiltrado de manera estratégica para invadir pretendiendo la instauración de la agenda del anticristo.

“»” Yo, el Señor, digo: En ese tiempo se te ocurrirán planes malvados. Vas a decir: Voy a invadir un país indefenso, de gente que vive tranquila y confiada, toda en ciudades sin murallas, sin puertas ni trancas. Lo voy a saquear y robar; voy a atacar ciudades ya reconstruidas de un pueblo que se ha reunido de varias naciones, que tiene ganado y otras propiedades y que vive en el centro del mundo.” ‭‭Ezequiel‬ ‭38:10-12‬ ‭DHHS94‬‬.

Alerta pueblo de Dios: “Pues ustedes mismos saben perfectamente que el día del Señor vendrá, así como un ladrón en la noche; que cuando estén diciendo: «Paz y seguridad», entonces la destrucción vendrá sobre ellos repentinamente”. Parte del contenido del versículo tres de” ‭‭1 Tesalonicenses‬ ‭5:1-3‬ ‭NBLA‬‬.

Paz y seguridad de acuerdo al pensamiento de los hombres, acorde con lo que dice el Señor en Su Palabra, es otra cosa, “destrucción vendrá repentinamente “, no paz y seguridad, como afirman ellos.

La Iglesia necesita humillarse, entrar en un avivamiento que marche en el orden de la profecía y empezar a impactar a las ovejas preparándolas para los tiempos finales, es tiempo de perdonarnos, el pueblo de Dios necesita un cambio acorde con Su Palabra.

Proclama el Señor: “Pero ustedes, hermanos, no están en la oscuridad, para que el día del regreso del Señor los sorprenda como un ladrón. Todos ustedes son de la luz y del día. No somos de la noche ni de la oscuridad; por eso no debemos dormir como los otros, sino mantenernos despiertos y en nuestro sano juicio. Los que duermen, duermen de noche, y los que se emborrachan, se emborrachan de noche; pero nosotros, que somos del día, debemos estar siempre en nuestro sano juicio. Debemos protegernos, como con una coraza, con la fe y el amor, y cubrirnos, como con un casco, con la esperanza de la salvación. Porque Dios no nos destinó a recibir el castigo, sino a alcanzar la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo. Jesucristo murió por nosotros, para que, ya sea que sigamos despiertos o que nos durmamos con el sueño de la muerte, vivamos juntamente con él. Por eso, anímense y fortalézcanse unos a otros, tal como ya lo están haciendo.” ‭‭1 Tesalonicenses‬ ‭5:4-11‬ ‭DHHS94‬‬.

Manos a la obra amada Iglesia de Jesucristo. ¡Somos los hijos de la Luz!

Dios te continúe bendiciendo. Maranatha.

Fuente:

Pastor: Antonio Regalado Natick, Massachusetts, USA

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.