Las siete columnas de nuestra vida

Las siete columnas de nuestra vida

675
SHARE

Primeramente, definamos que es una columna y cuál es su importancia en la construcción de una edificación: Las columnas son aquellos elementos VERTICALES que soportan fuerzas de compresión y flexión, es decir, son uno de los elementos más importantes para el soporte de la estructura, por lo que su construcción requiere especial cuidado. PROVERBIOS 9-1-

Verticales: Nos ayudan a estar de pie.

Soportan fuerzas de comprensión: Las situaciones de la vida que nos presionan y nos cargan.

Soportan fuerzas de flexión: Las situaciones de la vida que nos empujan a hacer cosas que muchas veces no queremos.

Veamos cuales son en nuestra vida esas siete columnas de la sabiduría: Tomando como base el estilo de construcción de tres columnas laterales a cada lado y una columna central podemos decir que:

I) LA COLUMNA CENTRAL ES DIOS (JUAN 15:5) Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. Para poder edificar con solidez nuestra vida tenemos que poner como la columna principal a nuestro Dios. Si no es así no habrá estabilidad en nada de lo que edifiquemos. Esta columna central incluye nuestra vida de oración, nuestra lectura bíblica diaria, congregarnos en nuestra iglesia, etc.

II) LA SEGUNDA COLUMNA ES LA FAMILIA (SALMO 68:6) Dios hace habitar en familia a los desamparados; Saca a los cautivos a prosperidad; Mas los rebeldes habitan en tierra seca nuestra familia es una columna importante para sostenernos en tiempos de crisis, nos da estabilidad emocional, la familia son esos hombros que siempre están dispuestos a llevar la carga junto a nosotros. Esta columna es una de las más atacada por satanás.

III) LA TERCERA COLUMNA ES LA SABIA MAYORDOMÍA (ISAÍAS 55:2) ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. La mayordomía es entendida como la responsabilidad ante Dios del uso sabio de la vida por parte del ser humano, incluye la administración sabia de los bienes materiales o la riqueza, y también del uso de las habilidades, destrezas, oportunidades y tiempo que Dios da a la persona.

IV) LA CUARTA COLUMNA ES EL DOMINIO PROPIO (2 TIMOTEO 1:7) Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. En la vida muchas personas querrán presionarnos a hacer lo que no queremos hacer, tenemos que usar el dominio propio para tomar nuestras propias decisiones y para poder decir NO, aun a nosotros mismos.

V) LA QUINTA COLUMNA ES NUESTRA ACTITUD (PROVERBIOS 18:14) El ánimo del hombre soportará su enfermedad; Mas ¿quién soportará al ánimo angustiado? Tenemos que saber que un barco no se hunde por el agua que está a su alrededor, sino por la que entra en él, podemos estar en una crisis, pero no debemos permitir que la crisis penetre en nuestro corazón y nos haga tener una actitud de derrota, de pesimismo, pues pase lo que pase Dios está con nosotros.

VI) LA SEXTA COLUMNA ES LA RESILIENCIA (FILIPENSES 4:13) Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, Así como nuestros huesos tienen la capacidad de restaurarse y sanarse después de una fractura, también los seres humanos podemos ser capaces de sobreponernos a las circunstancias difíciles de la vida, superar los desafíos y aprender lecciones. La resiliencia, es la capacidad del ser humano que le permite superar la adversidad y aprender de ella con la ayuda de nuestro Dios.

VII) LA SÉPTIMA COLUMNA ES LA SABIDURÍA MISMA Y EL PENSAMIENTO CRÍTICO (ECLESIASTÉS 4:8) Está un hombre solo y sin sucesor, que no tiene hijo ni hermano; pero nunca cesa de trabajar, ni sus ojos se sacian de sus riquezas, ni se pregunta: ¿Para quién trabajo yo, y defraudo mi alma del bien? También esto es vanidad, y duro trabajo. El pensamiento crítico significa analizar experiencias y ser capaz de llegar a conclusiones propias. La persona con pensamiento crítico no acepta la realidad de manera pasiva, es decir “porque siempre ha sido así”. Por el contrario, se hace preguntas, se cuestiona; por medio del pensamiento crítico se descubre que no todo lo que se hace por costumbre tiene sentido o es agradable a Dios.

Fuente:

Pastor Oscar Flores | El Salvador

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.