La Autoridad Espiritual

La Autoridad Espiritual

770
SHARE

Romanos 13:1-2 (BJS) Toda alma se someta a las potestades superiores; porque no hay potestad sino de Dios; y las que están, de Dios son ordenadas.

2 Así que, el que se opone a la potestad, a la ordenación de Dios resiste; y los que resisten, ellos mismos ganan condenación para sí.

Veamos la version de la Biblia de las Americas

Romanos 13:1-2 (LBLA) Actitud hacia las autoridades

Sométase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas.

2 Por consiguiente, el que resiste a la autoridad, a lo ordenado por Dios se ha opuesto; y los que se han opuesto, sobre sí recibirán condenación.

Dios siempre ha delegado de su autoridad, de muchas formas en otros tiempos (He. 1:1-2)

Hebreos 1:1-2 (LBLA) Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas,

2 en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo.

Pero ahora ha delegado toda autoridad a su Hijo Jesucristo, quien es el heredero de todo.

El Señor Jesucristo triunfó con poder sobre las potestades y antes de ascender a la diestra del Padre, delegó esta misma autoridad a su Iglesia (Mt. 28:18-20).

Mateo 28:18-20 (LBLA) Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.

19 Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,

20 enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Es entonces tarea de los hijos de Dios, hacer buen uso de la misma, para cumplir el propósito divino y beneficiarse de este don inmerecido.

La palabra autoridad se deriva de la raíz griega exousía, que significa poder de decisión, libertad de hacer continuamente un favor, la facultad de dar permiso para hacer algo, influencia y poder para reglamentar y gobernar (Strong G1849)

Es decir, que la autoridad es la potestad que tiene alguien para gobernar, reglamentar, dirigir u ordenar, y la facultad de delegarla (autoridad) en otra persona. Las personas que ejercen autoridad no deben abusar de ella, para cometer actos injustos.

En la Biblia encontramos malos y buenos ejemplos de personas a quienes Dios les delegó autoridad para realizar trabajos específicos.

ALGUNOS PRINCIPIOS BÍBLICOS PARA HACER EL BUEN USO DE LA AUTORIDAD QUE CRISTO NOS DELEGO:

1.- No podemos tener ninguna autoridad espiritual, sino nos la delegan (Jn. 19:11).

Juan 19:11 (LBLA) Jesús respondió: Ninguna autoridad tendrías sobre mí si no se te hubiera dado de arriba; por eso el que me entregó a ti tiene mayor pecado.

2.- La autoridad de Dios sobre potestades espirituales la ejercen los que tienen fe para creer (Mt. 28:18-19).

Mateo 28:18-19 (LBLA) Y acercándose Jesús, les habló, diciendo: Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra.

19 Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,

3.- No se puede hacer uso de esta autoridad cuando se tiene miedo por haber desobedecido a Dios (Gn. 3:10; Ro. 13:3-4).

Genesis 3:10 (LBLA) Y él respondió: Te oí en el huerto, y tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí.

Romanos 13:3-4 (LBLA) Porque los gobernantes no son motivo de temor para los de buena conducta, sino para el que hace el mal. ¿Deseas, pues, no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás elogios de ella,

4 pues es para ti un ministro de Dios para bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no en vano lleva la espada, pues ministro es de Dios, un vengador que castiga al que practica lo malo.

4.- Los que reconocen autoridad, pueden ejercer autoridad sobre otros (Mt. 8:9).

Mateo 8:9 (LBLA) Porque yo también soy hombre bajo autoridad, con soldados a mis órdenes; y digo a este: «Ve», y va; y al otro: «Ven», y viene; y a mi siervo: «Haz esto», y lo hace.

5.- Nuestro Señor Jesucristo nos libró del pecado, la ley y la muerte (Ro. 8:1-2), Y quitó los decretos que nos eran contrarios, despojando a las potestades y exhibiéndolas públicamente      (Col. 2:14).

Romanos 8:1-2 (LBLA) Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu.

2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte.

Colosenses 2:14 (LBLA) habiendo cancelado el documento de deuda que consistía en decretos contra nosotros y que nos era adverso, y lo ha quitado de en medio, clavándolo en la cruz.

BENEFICIOS DE RECONOCER AUTORIDAD.

1.- No recibiremos condenación (Ro. 13:1-2): La Biblia dice que todas las autoridades han sido puestas y constituidas por Dios, y que el que las resiste, se opone a Dios y recibirá condenación, por lo tanto, quien las reconozca y obedezca, recibirá vida.

2.- Hay edificación (2 Co. 13:10): El reconocer autoridad a través de la obediencia, trae a nuestras vidas edificación, puesto que la Biblia dice que la autoridad no es para destrucción, sino para corrección.

2 Corintios 13:10 (LBLA) Por esta razón os escribo estas cosas estando ausente, a fin de que cuando esté presente no tenga que usar de severidad según la autoridad que el Señor me dio para edificación y no para destrucción.

3.- Hay paz (1 Ti. 2:1-2): Pablo nos exhorta a rogar y orar por todos los que están en autoridad, lo que nos permitirá vivir una vida tranquila y sosegada.

1 Timoteo 2:1-2 (LBLA) Exhorto, pues, ante todo que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres;

2 por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad

4.- Agradamos a Dios (1 P. 2:13-15): Cuando nos sometemos a nuestras autoridades, por obediencia a Dios, estamos haciendo su voluntad, pues estaremos dando el testimonio que Él está al control de nosotros.

1 Pedro 2:13-15 (LBLA) Someteos, por causa del Señor, a toda institución humana, ya sea al rey, como autoridad,

14 o a los gobernadores, como enviados por él para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen el bien.

15 Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos.

Como cristianos, Dios nos ha delegado autoridad, la cual debemos ejercer conforme a su Palabra y no abusar de ella con propósitos mezquinos e intereses propios.

La autoridad es un camino de doble vía, puesto que en algún momento determinado ejerceremos autoridad. Pero también debemos reconocerla en aquellos ministros que Dios ha puesto al frente de su pueblo, pues así agradaremos al Señor y nos edificaremos mutuamente.

PONGAMOS EN ACCION NUESTRAS AUTORIDAD HOY COMO HIJOS E HIJAS DE DIOS.

El Señor Jesucristo triunfó con poder sobre las potestades y antes de ascender a la diestra del Padre, delegó esta misma autoridad a su Iglesia

Lucas 9:1 (SE1569) Y juntando a sus doce discípulos, les dio virtud y potestad sobre todos los demonios, y que sanasen enfermedades.

Mateo 10:1 (SE1569) Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio potestad contra los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y sanasen toda enfermedad y toda flaqueza.

Lucas 10:19 (SE1569) He aquí os doy potestad de hollar sobre serpientes y sobre escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

Dios les Bendiga grandemente y Poderosamente.

 

 

 

Fuente:

Pastor Franklin Quintero | Iglesia de Cristo Ebenezer Mobile Alabama USA

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.