Esta es la hora de la victoria

Esta es la hora de la victoria

857
SHARE

Pero a Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. 1 Corintios 15:57

Hace poco estaba orando y me sentí obligada a abrir los ojos y mirar hacia arriba. Al hacerlo, de repente fui llevada en una visión. En esta visión, vi una nube inmensa y una mano poderosa que venía a través de la nube. Al instante reconocí que era la mano de Dios. Mientras miraba, me entregó una espada, un cetro y un pergamino. Cuando le pregunté el significado de esto, me dijo: “Agnes, dile a los que han estado en una larga y difícil batalla por el cumplimiento de sus promesas que: “¡ESTA ES LA HORA DE LA VICTORIA!” Él dijo: “Dile a Mi Pueblo: ¡HAN HALLADO GRACIA DELANTE DE MI! Yo estoy extendiendo Mi cetro de favor sobre ustedes. Estoy abriendo el Pergamino de Mi Palabra para ustedes; ¡Estoy liberando Mi Espada de la Victoria sobre ustedes!

“El cetro es un arma de dominio que los capacitará para anular y vencer la oposición que ha obstaculizado la manifestación de Mis promesas en la última temporada (ver Salmos 110:1-2). La espada es Mi Palabra en su boca que será como fuego, y como un martillo que romperá las rocas en pedazos y destruirá las barreras de su avance (ver Jeremías 23:29). El pergamino es la fuerza de Mi Palabra. El poder de sus declaraciones en esta hora, para ver la manifestación de Mis promesas, fortalecerá su fe. Será como un escudo para apagar los dardos encendidos del enemigo. Muchos han estado en una temporada de batallas aparentemente interminables, pero Yo estoy peleando por ustedes. La intervención divina está siendo liberada. Me estoy levantando en esta hora como Su Libertador, Su Fortaleza, Su Escudo. Voy a poner fin a las difíciles batallas que han librado en la última temporada. ¡YA LES HE DADO LA VICTORIA! Les estoy enviando un segundo viento sobrenatural para refrescarlos, renovarlos y fortalecerlos”.

“Esperen en Mí en oración y ayuno, en el estudio de Mi Palabra y en adoración, y Yo renovaré su fuerza. Estoy en una misión de rescate para desarraigar, con Mi poder, toda montaña que se haya opuesto a ustedes. He escuchado sus oraciones, he visto sus lágrimas y he venido a salvarlos. He abierto los cielos y he bajado en su ayuda. Esta es la hora de Mi visitación divina. Esta es la hora de la revelación de Mi poder. Estoy equipando sus manos en esta temporada para hacer la contra toda oposición y estoy dándole poder a sus dedos para la batalla» (ver Salmos 144:1). Al liberar Mi Palabra sobre las circunstancias aparentemente imposibles, el peso de Mi Palabra descansará sobre sus palabras y hará que se conviertan en fuego y en un martillo que hará añicos las rocas de la oposición, y los impulsará hacia su promesa. Así como en los días de Gedeón, cuando me levanté para luchar por él frente a un ejército opositor aparentemente invencible, Yo me estoy levantando en esta hora en nombre de Mi pueblo, para levantarlos y pelear sus batallas, para liberar una rápida victoria (ver Jueces 7:20). La espada de Mi Palabra será su espada, y su espada derrotará la oposición de la última temporada y liberará la victoria.

Isaías 40:1-2 NBLA Consuelen, consuelen a Mi pueblo», dice su Dios. Hablen al corazón de Jerusalén Y díganles a voces que su lucha ha terminado, que su iniquidad ha sido quitada, que ha recibido de la mano del Señor el doble por todos sus pecados.

Declaro que la oscuridad que muchos han sentido en la última temporada está llegando a su fin, y un nuevo día de victoria está aquí, ¡EN EL NOMBRE DE JESUS!

CINCO ESTRATEGIAS DE BATALLA PARA ACTIVAR Y GARANTIZAR LA VICTORIA

El Padre me ha estado hablando de estas estrategias, en los últimos meses, sobre el poder de nuestras declaraciones para derribar el plan del enemigo y liberar la victoria. Me pidió que compartiera estas 5 estrategias clave para acceder a la victoria:

  • En primer lugar, entremos en los atrios del cielo con el poder de nuestra alabanza mientras le pedimos a Dios en nombre de nuestras familias, ciudades y naciones (Salmo 100: 4).
  • En segundo lugar, no temamos, sino estemos seguros de que, si pedimos algo en Su nombre, Él nos escucha (Juan 14:14).
  • En tercer lugar, liberemos Su Palabra en oración porque Su Palabra no regresa vacía, sino que cumple el propósito para el cual es enviada (Isaías 55:11).
  • En cuarto lugar, continuemos «golpeando el suelo» en oración porque sabemos que Sus promesas son sí y son amén (2 Reyes 13:18; 2 Corintios 1:20).
  • En quinto lugar, celebremos con anticipación, sabiendo sin lugar a dudas que Dios ha escuchado nuestra oración.

Declaro ahora mismo, en el nombre de Jesús, que hemos llegado el fin de cada batalla contra nuestras promesas, nuestra familia, nuestras finanzas, nuestra salud, nuestras ciudades y naciones. Declaro Isaías 45: que las puertas de bronce, que impedían la manifestación de Sus promesas, se romperán en pedazos, y los cerrojos de hierro se romperán. Declaro Miqueas 2:13: El que abre camino, el Dios Todopoderoso, va delante de nosotros … atravesaremos la puerta y saldremos. ¡LA MANO DE DIOS NOS HA DADO LA VICTORIA! (Agnes Ebedi)

Romanos 8:37-39 TLA En medio de todos nuestros problemas, estamos seguros de que Jesucristo, quien nos amó, nos dará la victoria total. Yo estoy seguro de que nada podrá separarnos del amor de Dios: ni la vida ni la muerte, ni los ángeles ni los espíritus, ni lo presente ni lo futuro, ni los poderes del cielo ni los del infierno, ni nada de lo creado por Dios. ¡Nada, absolutamente nada, podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado por medio de nuestro Señor Jesucristo!

Con amor y oraciones,

Fuente:

Magie de Cano

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.