Dios convierte tu vacío en Plenitud

Dios convierte tu vacío en Plenitud

674
SHARE

El que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día en que Jesucristo regrese. De esto estoy seguro. Filipenses 1:6

Creo que Dios está dándole a muchos «TOQUES FINALES»   Estos son dones del corazón del Padre. Un toque final es «un detalle o acción final que completa y mejora una pieza de trabajo». Pero cuando la palabra viene como una revelación profética, puede significar que Dios tiene un toque, un encuentro, para ti. Y ese toque de Dios cambiará la historia que cuentes. Elevará tus expectativas al entrar en 2021.

Salmo 65:11 Tú coronas el año con tus bienes, y tus nubes destilan grosura.

YO ESTOY CONVIRTIENDO TU VACIO EN PLENITUD

Un encuentro con Dios cambiará la historia que cuentas. La palabra hebrea «Jacob” significa “vaciar” o “derramar” Es el nombre de un vado cerca del río Jordán; un arroyo que se puede cruzar. En Jacob, Jacob liberó a su familia, sus posesiones, su todo (Genesis 32). Envió a su familia y a su casa por delante y pasó la noche solo. Si te identificas hoy con ese lugar de “vaciamiento”, si te sientes seco o has experimentado perdidas en 2020, comunícate con Dios donde te encuentres, Él te ministrará ahora.

Escuché al Señor decir: Escuche a Dios decir: “Yo estoy convirtiendo tu vacío en plenitud. Estoy transformando tu dolor con Mi bondad. Con un toque estoy cambiando tu historia. Estoy llenando tu vida con Mi gloria”.

UNA BENDICION PARA LA CUAL NACISTE

Los detalles de lo que sucedió a continuación son vagos y misteriosos. Jacob descubrió que no estaba solo, después de todo. En la noche, Jacob luchó con un hombre, en una lucha implacable. Mientras se aferraba, Jacob determinó una cosa por encima de todo: «No te soltaré hasta que me bendigas». Han pasado muchos años desde que Jacob huyó solo de Canaán. Ahora, regresaba con una gran familia y una gran casa. Este Jacob mayor tiene experiencia; tiene muchas posesiones y rebaños. Aunque Jacob parece estar bendecido, le falta algo. Algo más profundo. La afirmación de la bendición para la cual nació.

EL LUGAR DEL VACIADO

El hombre le pregunta: “¿Cómo te llamas?” El responde “Jacob”. Está admitiendo ser el usurpador, el engañador. Ahora está allí afuera. La realidad de dónde ha estado Jacob. Toda su vida, ha deseado la bendición de Dios. La ha buscado con motivos impuros y ha utilizado todos los medios incorrectos para obtenerla. Su nombre, Jacob, el tramposo, ha sido tanto su identidad como su historia. Ahora, en el lugar del vaciado, en el paso de Jaboc, Jacob ha llegado al final de su propio ingenio. Él es vulnerable. Por primera vez, Jacob se da cuenta de que, separado del favor de Dios, está en peligro y los que ama están desprotegidos. Pero esta es la naturaleza redentora de Dios. «Y lo bendijo allí.» (Génesis 32: 29b) Dios dice: “Te bendigo. Todo lo que te he prometido te pertenece”.

HE VISTO A DIOS CARA A CARA

Este encuentro con Dios marcó a Jacob para siempre. El emergió con una identidad renovada. Dios lo rebautiza como «Israel». El nombre significa, «Dios prevalece», o «el que contiende con Dios». Y a partir de ese momento, ese lugar será conocido, no como Jacob temía, el lugar donde perdió todo: Será recordado como el lugar donde encontró a Dios. Donde vio al Señor cara a cara. “Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma” Génesis 32:30.  Los «toques finales» de Dios a veces vienen en formas que no esperamos. Podemos ser marcados por el arrepentimiento, y en el cambio, nunca volvemos a ser los mismos.

UN MOMENTO DE ENCUENTRO

Mientras Jacob camina hacia el nuevo día, camina con una cojera; es un símbolo de su nueva dependencia de Dios. Un nuevo capítulo de su vida está a punto de comenzar. Tal vez, Dios te está animando, que aquí mismo, en tu propia transición dolorosa, este es un momento de encuentro. Y tal como le pasó a Jacob, la historia de cómo recibes un toque de Dios, se convertirá, no en una nota al pie de la página, sino en el comienzo de un nuevo capítulo.

DIOS ESTA CAMBIANDO TU HISTORIA

Por lo tanto, durante estos últimos días del año, tómate un tiempo, un momento para detenerte, reflexionar y recibir. El año 2020 ha sido traumático, pero ahora, tendrás la historia de cómo Dios te ministró. Y cómo, en un momento, Él te habló. Estás listo para avanzar. Dios dice:  “Con un solo toque Yo estoy cambiando tu historia. Estoy llenando tu vida con Mi gloria.” (Helen Calder)

Génesis 32:30 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma.

Hay un PENIEL esperándonos, tendremos estos momentos de encuentro del 11 al 31 de enero 2021. 21 días de oración y ayuno. Con un solo toque Dios cambiará nuestra historia.

Con amor y oraciones,

Fuente:

Magie de Cano

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.