Y el mensaje pudo más que el rugby

Y el mensaje pudo más que el rugby

379
SHARE

El jugador australiano Israel Folau se ha convertido en el rostro del debate sobre la libertad de expresión y de conciencia en el país.

Todo comenzó cuando el exjugador de los Waratahs de Nueva Gales del Sur y de la selección australiana de rugby, Israel Folau, publicó en redes sociales un mensaje haciendo referencia al texto de 1 Corintios 6:9: “Borrachos, homosexuales, adúlteros, mentirosos, fornicadores, ladrones, ateos, el infierno os espera. Arrepentíos. Solo Cristo salva”, decía el texto.

Las reacciones no se hicieron esperar. En abril, Rugby Australia notificaba el despido del jugador. “Rugby Australia no escogió estar en esta situación, pero nuestra posición es que Israel, a través de sus acciones, no nos ha dejado otra opción”, decía Raelene Castle, jefa ejecutiva de la federación cuyo principal patrocinador es la aerolínea Qantas, dirigida por Alan Joyce, activo defensor de los derechos LGTBI.

También su club rescindió su contrato, lo que llevó a Folau a emprender acciones legales contra ambas entidades con el objetivo de ser readmitido. “Mantener mis creencias religiosas no debe impedir que trabajo o juegue para mi club ni para mi país”, ha señalado el jugador, que se ha erigido para continuar “defendiendo las libertades de todos los australianos”, según ha dicho él mismo.

UNA RÁPIDA RESPUESTA ECONÓMICA Según el Daily Telegraph de Sydeny, Folau habría rechazado una oferta de más de 600.000 euros por parte de la federación para renunciar a los cuatro años de contrato que le quedaban. Después de sus despidos, Folau inició una campaña para recaudar fondos para cubrir los gastos del proceso judicial a través de GoFundMe. En tan solo cuatro días se alcanzaron los 750.000 dólares, pero la plataforma digital decidió cerrar la página de Folau.

En tan solo un día, la segunda plataforma de recaudación de fondos para Folau había conseguido un millón de dólares. / Facebook Israel Folau Inmediatamente después del anuncio del cierre de la página, el Lobby de Cristianos Australianos (ACL, por sus siglas en inglés) abrió un nuevo sitio web de recaudación de fondos en apoyo a Folau que ha registrado más de dos millones de dólares. “Hemos decidido que deberíamos parar en esta cantidad y levantar más fondos si es necesario”, ha explicado el líder del ACL, Martyn Iles.

SIN ACUERDO PREVIO A pesar de que el pasado viernes se celebró una reunión entre el jugador y los abogados de los Waratahs y de Rugby Australia, todavía no se ha alcanzado ningún acuerdo previo a la resolución judicial. Folau exige una disculpa y su readmisión porque, dice, “las palabras de mi publicación nacieron del amor”.

“Aceptaré que han cometido un error al rescindirme el contrato por una publicación en las redes sociales”, ha señalado el jugador.

Por su parte, ni federación ni club parecen dispuestos a ello. En un comunicado publicado a principios de junio señalaban que continuarán “con la rescisión del contrato de Folau debido a una violación grave del Código de Conducta para Jugadores Profesionales”. “Defenderemos esos valores y el derecho de toda la gente a sentirse segura y bienvenida en nuestros partidos sin importar su género, raza, pasado, religión y sexualidad”, defienden ambas entidades en su declaración.

Fuente:

protestantedigital

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.