¿Últimos tiempos?

¿Últimos tiempos?

993
SHARE

Cada vez que ocurren pandemias, desastres naturales, guerras a escala mundial, fenómenos espaciales, sucesos inexplicables a nivel planetario, etc., una mezcla de susto generalizado, preguntas futuristas, profecías apocalípticas, juicios condenatorios, interpretaciones bíblicas ‘medio’ chuecas, paranoia colectiva y todo lo que por estos días estamos viviendo, ocurre. Sin embargo, mucha de esta mescolanza tiene algo de cierto: Lo que está pasando no es una invención de la mente, es real. El cómo se interprete es otra cosa.

¿Sabían que históricamente el ala más religiosa (quizá sería mejor decir, fanática) de la iglesia ha leído estos acontecimientos como el fin del mundo? (¡Cristo viene! ¡Estamos en la semana de la Tribulación! ¡El mundo está llegando a su fin!). Tal lectura ha ocurrido desde los albores mismos del cristianismo, y esta vez no es la excepción. Ya sé que este post no gustará a quienes anuncian el fin de la existencia humana, quienes además se basan en libros como el Apocalipsis o el de Daniel para validar sus enuncios, pero ignoran que tales obras pertenecen a un género llamado ‘apocalíptica’ no por lo futurista, sino por lo históricos que son… sí, Daniel y Apocalipsis son más históricos que futuristas.

Presentaré en este artículo tres escritos anteriores de diferentes fechas de publicación (dos son míos, uno es de otro autor) que van por la línea de este post. Les invito a leer cada uno de ellos y ha responder usted mismo la pregunta que he planteado en el título: ¿Estamos en los últimos tiempos?

PRIMER ESCRITO: ¿Siria será Destruida?

Este artículo  es de mi autoría, fue escrito y publicado el 14 de abril del 2018. Disfrútelo.

Hace varias semanas que viene circulando una fotografía en la Internet que ha causado revuelo en “ciertas mentes”, ésta se ha viralizado porque parece demostrar una profecía bíblica que por estos días… “¿se está cumpliendo?” 🤔

La mentada foto es la que acompaña este post y efectivamente el versículo subrayado ahí existe, aparece en las Sagradas Escrituras (específicamente en Isaías 17:3 versión TLA), pero lo que no dice la foto es el contexto histórico-político-religioso del verso. De ahí que “sacar un texto fuera de su contexto es un gran pretexto”.

PERMÍTANME EXPLICARLES BREVEMENTE EL CONTEXTO:

Para entender el pasaje debemos leer todo el capítulo 17 el cual fue escrito y pronunciado por el profeta Isaías (el proto-Isaías); en dicho capítulo se habla de profecías contra Siria pero también contra Israel, el Reino del Norte, y esto se debe a la mala conducta de ambas naciones.

Damasco era y es la capital de la actual Siria. Siria, junto con Efraín (Israel), serían completamente destruídas por haber atacado a Judá cuando ambas naciones hicieron pacto de guerra contra Jerusalén, capital de Judá, Reino del Sur (a este pacto se lo conoce como la alianza sirio-efrainita). Fue así que Siria fue invadida por el Imperio Asirio en el año 732 a.C. (Siria y Asiria no son lo mismo), en cuya ocasión cayó en poder del extranjero y fue destruida.

En el año 721 a.C. fue el turno de Samaria, capital de Israel, quien fue completamente derrotada por Tiglat Pileser III ––general en jefe de los asirios–– quien hizo que las samaritanas se embarazaran de hombres asirios para hacer desaparecer la raza…, ¡y lo consiguió! (bueno, en parte, quedó un remanente de samaritanos puros). Por eso en los tiempos de Jesús los samaritanos y judíos no se llevaban bien porque estos últimos consideraban a los de Samaria impuros por haber tenido hijos con extranjeros.

En fin, volviendo al versículo de la foto debes entender esto: ESA PROFECÍA YA SE CUMPLIÓ. Siria fue destruída en el 732 a.C. por Asiria.

— ¿Y por qué entonces Siria está siendo atacada en la actualidad? Por las mismas razones que toda esa zona del medio oriente lo está siendo, por conflictos geo-políticos.
— ¿Y por qué Siria y su capital Damasco siguen en pie si el Señor dijo que las destruiría y usted mencionó que esto ocurrió en el 732 a.C.? ¡CUIDADO! La profecía isaiana no habla de la aniquilación total de esa raza, pueblo, personas, sino de destruir el “poder sirio”. Y así fue, si bien Siria se volvió a levantar ya nunca más volvió a ser la potencia de antes, ¿capiche?

Así que, antes de anunciar este tipo de profecías te recomiendo estudiar la historia del Antiguo Testamento, así evitarás una mala interpretación y difuminar malas enseñanzas.

A poco que los del movimiento de SANA DOCTRINA enseñan esto

Dame un like si te gustó, o bien ignórame, o elimíname pero no deseches esta enseñanza. Bendiciones!

Fuente:

Gabriel Gil. Pastor, Coach-mentor, escritor.

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.