¿Estamos en los últimos tiempos?

¿Estamos en los últimos tiempos?

505
SHARE

Cada vez que ocurren pandemias, desastres naturales, guerras a escala mundial, fenómenos espaciales, sucesos inexplicables a nivel planetario, etc., una mezcla de susto generalizado, preguntas futuristas, profecías apocalípticas, juicios condenatorios, interpretaciones bíblicas ‘medio’ chuecas, paranoia colectiva y todo lo que por estos días estamos viviendo, ocurre. Sin embargo, mucha de esta mescolanza tiene algo de cierto: Lo que está pasando no es una invención de la mente, es real. El cómo se interprete es otra cosa.

¿Sabían que históricamente el ala más religiosa (quizá sería mejor decir, fanática) de la iglesia ha leído estos acontecimientos como el fin del mundo? (¡Cristo viene! ¡Estamos en la semana de la Tribulación! ¡El mundo está llegando a su fin!). Tal lectura ha ocurrido desde los albores mismos del cristianismo, y esta vez no es la excepción. Ya sé que este post no gustará a quienes anuncian el fin de la existencia humana, quienes además se basan en libros como el Apocalipsis o el de Daniel para validar sus enuncios, pero ignoran que tales obras pertenecen a un género llamado ‘apocalíptica’ no por lo futurista, sino por lo históricos que son… sí, Daniel y Apocalipsis son más históricos que futuristas.

Presentaré en este artículo tres escritos anteriores de diferentes fechas de publicación (dos son míos, uno es de otro autor) que van por la línea de este post. Les invito a leer cada uno de ellos y ha responder usted mismo la pregunta que he planteado en el título: ¿Estamos en los últimos tiempos?

PRIMER ESCRITO: ¿Siria será Destruida?

Este artículo  es de mi autoría, fue escrito y publicado el 14 de abril del 2018. Disfrútelo.

Hace varias semanas que viene circulando una fotografía en la Internet que ha causado revuelo en “ciertas mentes”, ésta se ha viralizado porque parece demostrar una profecía bíblica que por estos días… “¿se está cumpliendo?” 🤔

La mentada foto es la que acompaña este post y efectivamente el versículo subrayado ahí existe, aparece en las Sagradas Escrituras (específicamente en Isaías 17:3 versión TLA), pero lo que no dice la foto es el contexto histórico-político-religioso del verso. De ahí que “sacar un texto fuera de su contexto es un gran pretexto”.

PERMÍTANME EXPLICARLES BREVEMENTE EL CONTEXTO:

Para entender el pasaje debemos leer todo el capítulo 17 el cual fue escrito y pronunciado por el profeta Isaías (el proto-Isaías); en dicho capítulo se habla de profecías contra Siria pero también contra Israel, el Reino del Norte, y esto se debe a la mala conducta de ambas naciones.

Damasco era y es la capital de la actual Siria. Siria, junto con Efraín (Israel), serían completamente destruídas por haber atacado a Judá cuando ambas naciones hicieron pacto de guerra contra Jerusalén, capital de Judá, Reino del Sur (a este pacto se lo conoce como la alianza sirio-efrainita). Fue así que Siria fue invadida por el Imperio Asirio en el año 732 a.C. (Siria y Asiria no son lo mismo), en cuya ocasión cayó en poder del extranjero y fue destruida.

En el año 721 a.C. fue el turno de Samaria, capital de Israel, quien fue completamente derrotada por Tiglat Pileser III ––general en jefe de los asirios–– quien hizo que las samaritanas se embarazaran de hombres asirios para hacer desaparecer la raza…, ¡y lo consiguió! (bueno, en parte, quedó un remanente de samaritanos puros). Por eso en los tiempos de Jesús los samaritanos y judíos no se llevaban bien porque estos últimos consideraban a los de Samaria impuros por haber tenido hijos con extranjeros.

En fin, volviendo al versículo de la foto debes entender esto: ESA PROFECÍA YA SE CUMPLIÓ. Siria fue destruída en el 732 a.C. por Asiria.

— ¿Y por qué entonces Siria está siendo atacada en la actualidad? Por las mismas razones que toda esa zona del medio oriente lo está siendo, por conflictos geo-políticos.
— ¿Y por qué Siria y su capital Damasco siguen en pie si el Señor dijo que las destruiría y usted mencionó que esto ocurrió en el 732 a.C.? ¡CUIDADO! La profecía isaiana no habla de la aniquilación total de esa raza, pueblo, personas, sino de destruir el “poder sirio”. Y así fue, si bien Siria se volvió a levantar ya nunca más volvió a ser la potencia de antes, ¿capiche?

Así que, antes de anunciar este tipo de profecías te recomiendo estudiar la historia del Antiguo Testamento, así evitarás una mala interpretación y difuminar malas enseñanzas.

A poco que los del movimiento de SANA DOCTRINA enseñan esto 😁😁

Dame un like si te gustó, o bien ignórame, o elimíname pero no deseches esta enseñanza. Bendiciones!

Gabriel Gil.

SEGUNDO ESCRITO: ¡Cristo viene este año!

Este escrito también es de mi autoría, lo publiqué el 06 de enero de este año, 2020.

A lo largo de la historia muchos videntes, filósofos, profetas, sacerdotes, pastores e iluminados entre otros, han intentado dar la fecha exacta en que el mundo se terminará como consecuencia de la 2ª venida de Cristo, pero hasta el momento, todos han fallado. Les presento una recapitulación de las principales ‘fails’ al respecto.

AÑO 70
Algunos cristianos (no pocos) pensaron que el mundo terminaba con la toma de Jerusalén por parte de los romanos.

AÑO 500
Hipólito de Roma, Sexto Julio Africano y San Ireneo predijeron que la “Segunda venida de Cristo” sería en ese año, basado en las dimensiones del Arca de Noé.

AÑO 1000
Se dio una histeria popular a la espera del fin del mundo por el primer milenio. En el año 999 la gente comenzó a vender sus propiedades, miles de peregrinos comenzaron a llegar a Jerusalén, las plantaciones fueron descuidadas, etc. Llegó el 1000 y no ocurrió nada.

AÑO 1033
Se proclamó que ese año sería el fin del mundo, ya que se cumplían mil años de la muerte de Cristo.

AÑOS 1843-1844
William Miller, fundador de del Movimiento Adventista del cual se desprenden religiones como la Iglesia Adventista del Séptimo Día o los Testigos de Jehová, anunció el fin del mundo para 1843 basado en el estudio de la profecía de Daniel 8:14 de la Biblia. Tras fallar, sus seguidores refinaron la fecha al 22 de octubre de 1844. Pero nada ocurrió.

AÑO 1954
Dorothy Martin, un ama de casa de Chicago, USA, declaró haber recibido mensajes de alienígenas que afirmaban que el mundo acabaría con una gran inundación antes del amanecer del 21 de diciembre de 1954.

AÑO 2000
Circularon muchas versiones sobre el fin del mundo por la llegada del nuevo milenio. Los Testigos de Jehová, que aseguraron que la fecha del Apocalipsis era en 1971, después en 1984 y finalmente antes del 2000. También se habló que computadoras y ordenadores dejarían de funcionar, dando lugar a fallos en todos los sistemas controlados por computadoras, como el control de las ojivas nucleares en el mundo…, ¡sería un caos mundial! Pero no fue así.

AÑO 2012
Hubo varias predicciones del fin del mundo, incluyendo alineaciones galácticas, una reversión geomagnética, una colisión con el planeta Nibiru, una invasión extraterrestre, el surgimiento de una nueva era en el calendario maya, la explosión de una supernova, etc. Este año se estrenó una película éxito de taquilla que contribuyó a la psicosis de ciertas personas, “que el mundo acabaría el 12 del 12 del 2012”. Nada de eso fue cierto.

AÑO 2013
La elección del papa número 112 que gobernaría la Iglesia Católica (desde Celestino II en 1143, incluyendo a los anti-papas), que recayó en Francisco. Según las profecías de San Malaquías, este papa sería conocido como Pedro II (El Romano), el Papa negro. Pero ni fue así.

AÑO 2014
El canal History Channel dio a entender que, “según la mitología vikinga”, el fin del mundo sucedería el 22 de febrero de 2014. El documental fue un éxito, pero nada más que eso.

AÑO 2016
El canal de Youtube “End of Profecy” afirmó que ocurrirían eventos como: Inversión de los polos magnéticos. Terremotos en USA y América Latina. Destrucción y millones de muertos. La Luna se volverá roja y la atmósfera colapsará. Caída de meteoritos y cambios drásticos en el clima haciendo así imposible la vida en el planeta. Según este canal toda la vida acabaría el 29 de julio de ese año. “La inversión polar hará que las estrellas corran por el cielo y el vacío creado por las oscilaciones de la Tierra tirarán de la atmósfera hasta el suelo, tratando de alcanzarla”, afirma el polémico video de YouTube.

AÑO 2020
Las tensiones entre EE.UU. e Irán escalarán cada vez más hasta desatar lo inevitable, una guerra entre ambas naciones involucrando a otros países llegándose a convertir en una 3ª Guerra Mundial y con esto el fin del mundo. Las máquinas toman el control de los sobrevivientes y Cristo vendría a raptar a los escogidos (su iglesia), el resto se quedaría para servir de esclavos a los monstruos cibernéticos. Fuentes científicas dicen que el rapto de los cristianos sería en realidad una huida programada de los más afortunados a otros planetas como Titán, para salvar la vida y colonizar otros mundos.

REFLEXIÓN: No vaticinemos profecías cristológicas sin fundamento bíblio-teológico, la historia nos demuestra que los ‘iluminados’ han fallado apoteósicamente al hacerlo. No nos apresuremos, no nos asustemos, no corramos a escuchar a los ‘Nostradamus’ contemporáneos que hipnotizan a los incautos con sus oráculos del fin del mundo. Ellos buscan audiencia y no son pocos los que seducidos por estos temas seudo-apocalípticos caen en sus manos.

“Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre” (Mateo 24:36).

¿Será que Cristo viene este año? ¡Por favor! la Biblia lo dice clarito, ¡nadie lo sabe!

TERCER ESCRITO: Respuesta de la iglesia ante la epidemia del Coronavirus

Este escrito es del teólogo y profesor Luis Vega, lo publicó el 19 de marzo del año en curso.

La iglesia a través de los siglos ha tenido que dar respuesta ante las diversas crisis existenciales a nivel mundial, siendo esto parte inherente de su responsabilidad social, aún cuando tengamos como parte de nuestra teología que estamos en esta tierra más no somos de ella, ya que tenemos una ciudadanía en los cielos, Filipenses 3: 20, Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador, el Señor Jesucristo.

Estaremos señalando algunas de las pandemias más mortíferas de la historia.

  • Peste antonina (165-180): 5 millones de muertes.
  • La infección se desató en el Imperio Romano tras el regreso de tropas que habían combatido en Medio Oriente. Se cree que la enfermedad puede haber sido viruela o sarampión.
  • Plaga de Justiniano (541-542): 30-50 millones de muertes, el epicentro del brote fue Constantinopla, capital del Imperio Bizantino. El origen fueron las ratas que llegaban en los barcos mercantes provenientes de distintos rincones de Eurasia, portadoras de pulgas infectadas con la peste bubónica. Los cálculos de entre 30 y 50 millones de muertos como consecuencia de la pandemia.
  • Peste negra (1347-1351): 200 millones de muertes. Fue la pandemia más mortífera en la historia de la humanidad. Alojada en las pulgas de las ratas negras, se esparció por toda Europa usando como medio de transporte a los barcos mercantes. Algunos entienden que mató al 30% de la población europea, otros estiman qué pudo haber matado hasta el 60% de la población.
  • VIH/sida (1981-actualidad): 25-35 millones de muertes. El sida es causado por un virus de inmunodeficiencia humana que se originó en primates del África central y occidental a principios del siglo XX.
  • COVID 19 Con más de 200.000 casos confirmados en el mundo y al menos 8.000 muertes, declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud el pasado 11 de marzo— desató una crisis global como hacía tiempo no se veía, es sin duda la pandemia del Siglo 21.

Hemos mencionado algunas de las pandemias más mortíferas en la historia de la humanidad, en todas ellas la iglesia ha tenido un papel protagónico, dando esperanza, dando cuidados a los enfermos, siendo proactivo ante la crisis.

El portavoz, el principal precursor del protestantismo, Lutero (Las obras de Lutero; Vol. 43, pág. 132) en medio de la peste negra, dijo:

“Le pediré a Dios misericordiosamente que nos proteja. Luego fumigaré, ayudaré a purificar el aire, administraré la medicina y la tomaré. Evitaré lugares y personas donde mi presencia no sea necesaria para no contaminarme y, por lo tanto, infligir y contaminar a otros y así causar su muerte como resultado de mi negligencia. Si Dios quisiera llevarme, seguramente me encontrará y he hecho lo que esperaba de mí, por lo que no soy responsable ni de mi propia muerte ni de la muerte de los demás. Sin embargo, si mi vecino me necesita, no evitaré el lugar o la persona, iré libremente como se indicó anteriormente. Mira, esta es una fe tan temerosa de Dios porque no es descarada ni imprudente y no tienta a Dios”.

En primer lugar Lutero se encomienda a Dios buscando misericordia, compasión y protección, no podemos perder de perspectiva que nuestro señor está con nosotros, Jeremías 20:11-13. En segundo lugar Lutero declara que pondrá en práctica el seguir instrucciones médicas para poder ser curados, mucho hermana alegan que no tienen que ir al médico ni seguir instrucciones de un médico ya que eso sería no tener fe, cuando es Dios el que ha dado la capacidad a los médicos. En tercer lugar Lutero expresa qué evitara lugares para no contaminarse o contaminar a otro, muchos hermanos en medio de la crisis de esta nueva pandemia se niegan a abandonar los templos, alegando que tienen que congregarse y así poniendo en peligro a otros hermanos, propagando la pandemia con estas actuaciones, a esto yo le llamo la ironía cristiana, está en que los evangélicos predicamos el amor hacia el prójimo como fundamento cristiano “amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón con toda tu mente y con todas tus fuerzas y a tu prójimo como a ti mismo”, no obstante ir al templo (la iglesia son los santos) y propagar el coronavirus le podría quitar esa vida al prójimo. En otras palabras, si decimos amar al prójimo y llegamos a un templo a propagar el coronavirus la frase de amor al prójimo nos queda grande y es contradictoria. En cuarto lugar, para Lutero decide no tentar a Dios, ya que él no buscará la muerte, uno de los grandes problemas que ha tenido Italia es la poca capacidad de las personas para entender la pandemia, las autoridades relatan cómo han estado abarrotadas las playas, los pop, la barra, los mercados, teniendo en poco la propagación de la pandemia. Es devastador ver cómo los médicos tienen que decidir a quiénes van a salvar y a quienes van a condenar a muerte ya que el sistema de salud colapsó. Como último punto a analizar, Lutero menciona que no evitará ayudar a su prójimo, esto es lo que nos hace humanos, la capacidad que tenemos para extenderle la mano al otro, nuestro llamado a ser un buen Samaritano… ¡y ese es el rol de la iglesia! No asustar, sino ayudar a los demás.

FINALMENTE…

Cuando sucedan estos acontecimientos del tipo “apocalípticos” (enfermedades mortales a nivel mundial, guerras internacionales, desastres naturales de todo tipo, fenómenos espaciales, aumento de la maldad, etc.)… NO NOS SORPRENDAMOS, porque cada cierto tiempo ha ocurrido lo mismo con mayor o menor intensidad. Confiemos en que Dios sigue a cargo. No seamos propagadores de espantos, juicios, condenas y llamados al arrepentimiento usando el miedo… en cambio mantengamos la calma, propiciemos la paz, prediquemos de Cristo y dejemos que Él, no nosotros, emita condenas pa’ los pecadores (tomando en cuenta que nosotros mismos somos ultra-pecadores); sin embargo recordemos que en los santos evangelios siempre vemos a un Maestro amoroso, uno que dio la oportunidad a todos los hombres de acercarse al Reino pues a eso vino, a traer proximidad entre el Creador y las criaturas, no a asustarlos con que el mundo se iba a acabar cada vez que hubieran “guerras y rumores de guerras”. El mensaje del evangelio es de esperanza, no de vaticinios apocalípticos.

¿Significa entonces que debemos ignorar todos los acontecimientos globales que están ocurriendo y los que ocurrirán? No he dicho eso. Pero pongamos todo en la perspectiva correcta… no nos alarmemos, tampoco nos durmamos. ¡CRISTO VIENE! sí, pero lo hará cuando nadie lo espere, al igual cuando un ladrón entra a una casa.

Fuente:

Gabriel Gil. Pastor, Coach-mentor, escritor.

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.