Amado, deseo que seas prosperado en todo, y que tengas salud, a...

Amado, deseo que seas prosperado en todo, y que tengas salud, a la vez que tu alma prospera. 3 Juan 1:2

894
SHARE

Tenemos que tener nuestra atención centrada en la salud y satisfacción y que todo esté bien en nuestra alma.

Estamos consciente de la presencia de Dios en nosotros y en nuestro alrededor como amor, una energía que sana y armoniza. Al vivir desde esta base de conciencia espiritual, experimentamos bienestar, incluso en medio de pruebas. Los problemas humanos no nos deben privar de confiar en el Espíritu, de saber que nuestra alma siempre está en perfección divina —así como fue creada.

Así como recordamos que el sol resplandece por encima de las nubes aun en los días más tormentosos, afirmemos que todo está bien en nuestra alma. Descansamos y sentimos la paz que viene del Espíritu Santo.

Cuando oramos, mantengamos en la mente una imagen de buena salud y bienestar. Permanezcamos con la atención centrada en el bien que deseamos, en la salud, la satisfacción, el amor y el gozo.

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.