ÚLTIMAS NOTICIAS

Pero tú, Israel, siervo Mío, Jacob, a quien he escogido, descendiente de Abraham, Mi amigo.  Tú, a quien tomé de los confines de la tierra, y desde sus lugares más remotos te llamé, y te dije: 'Mi siervo eres tú; Yo te he escogido y no te he rechazado.' Isaías 41:8 ¿Acaso ha desechado Dios a Su pueblo? ¡De ningún modo! Romanos 11:1

Los que a El miraron, fueron iluminados; Sus rostros jamás serán avergonzados. Salmos 34:5 Gozándose en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración, Romanos 12:12

Dios habló a Noé y a sus hijos que estaban con él y les dijo:  "Yo establezco Mi pacto con ustedes, y nunca más volverá a ser exterminada todo ser viviente por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra." Génesis 9:8 Permanezcan en la fe bien cimentados y constantes, sin moverse de la esperanza del evangelio que...

Por el SEÑOR son ordenados los pasos del hombre, y el SEÑOR se deleita en su camino.  Cuando caiga, no quedará derribado, porque el SEÑOR sostiene su mano. Salmos 37:23 Somos más que vencedores por medio de Aquél que nos amó. Romanos 8:37

Lava de maldad tu corazón, Jerusalén, para que seas salvada. ¿Hasta cuándo morarán dentro de ti pensamientos perversos? Jeremías 4:14 Den frutos dignos de arrepentimiento. Lucas 3:8

Si las riquezas aumentan, no pongan el corazón en ellas. Salmos 62:10 Donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón. Mateo 6:21

Así dice el SEÑOR tu Creador: "No temas, porque Yo te he redimido, Te he llamado por tu nombre; Mío eres tú." Isaías 43:1 Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros? Romanos 8:31

El SEÑOR Dios llamó al hombre y le dijo: "¿Dónde estás?"  Y él respondió: "Te oí en el huerto, tuve miedo porque estaba desnudo, y me escondí." Génesis 3:9 No hay cosa creada oculta a Su vista, sino que todas las cosas están al descubierto y desnudas ante los ojos de Aquél a quien tenemos que dar cuenta. Hebreos 4:13

Y en aquel día dirás: "Te doy gracias, oh SEÑOR, porque, aunque estabas enojado conmigo, Tu ira se ha apartado y me has consolado." Isaías 12:1 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que también nosotros podamos consolar a los...

No sea que cuando hayas comido y te hayas saciado, y hayas construido buenas casas y habitado en ellas, y tu plata y oro se multipliquen, y todo lo que tengas se multiplique, entonces tu corazón se enorgullezca, y te olvides del SEÑOR. Deuteronomio 8:12 Den gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18