Si Los Hermanos

Si Los Hermanos

93
SHARE

El pastor decidió clausurar el culto del viernes en la noche porque Los Hermanos no asistían. ¿Que tipo de reunión se celebraba?……….!El culto de oración!

Si Los Hermanos creyeran en el poder de la oración, oraran. Si Los Hermanos oraran en sus casas, oraran en la iglesia. Si Los Hermanos creyeran que Dios los oye, oraran. Si Los Hermanos tuvieran fe en Dios, oraran. Si Los Hermanos dependieran totalmente de Dios, oraran.

Si Los Hermanos no se considerarán auto suficientes, oraran. Si Los Hermanos considerarán que necesitan a Dios, oraran. Si Los Hermanos entendieran que sin la oración no pueden vivir, oraran. Si Los Hermanos comprendieran que la oración todo lo resuelve, oraran.

Si Los Hermanos supieran que la oración entre grupo es poderosa, oraran. Si Los Hermanos creyeran en las promesas del Señor, oraran. Si Los Hermanos entendieran que la oración es fortaleza, oraran.

Si Los Hermanos supieran que la oración nos acerca más a Dios, oraran. Si Los Hermanos supieran que la oración es vida, oraran. Si Los Hermanos supieran el gozo que es orar, oraran. Si Los Hermanos supieran que Dios quiere que hablemos con EL, oraran.

EL PODER DE LA ORACIÓN: Los Hechos 12: 4 – 5 Así que Pedro estaba custodiado en la cárcel; pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él. Y he aquí que se presentó un ángel del Señor, y una luz resplandeció en la cárcel; y tocando a Pedro en el costado, le despertó, diciendo: Levántate pronto. Y las cadenas se le cayeron de las manos.

Pablo y Silas, Los Hechos 16: 23 – 26: Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad. El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo. Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.

Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.

El poder de la oración no debe ser subestimado. Santiago 5:16 – 18 declara, …La oración eficaz del justo puede mucho. Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió en la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto. Dios definitivamente escucha las oraciones, responde a las oraciones y se mueve en respuesta a las oraciones.

Fuente:

Miguel A. Castillo H.

SHARE