¿Qué dice la Biblia sobre el Fin del Mundo?

¿Qué dice la Biblia sobre el Fin del Mundo?

58
SHARE

Hoy en día, todo el mundo está preocupado por el fin del mundo. La mayoría de personas creían erróneamente que era el 21 de diciembre basándose en el “calendario maya”. Pero, sucedió? NO.

En este artículo deseo compartir contigo lo que dice la Biblia acerca de este tema, para que podamos tener más claridad y entendimiento los cristianos, y sobre todo, no nos dejemos llevar por lo que dicen las demás personas.

En realidad, la Biblia dice que la tierra permanece para siempre (Salmo 78:69; Eclesiastés 1:4), así que ¿cómo puede la Biblia también declarar el fin de todas las cosas? Sin duda, has visto los carteles y pancartas que a veces han declarado “El fin está cerca”. Pero, ¿en realidad terminará la tierra?

No, Los “últimos tiempos” es más una referencia al fin de la era y no un fin real del mundo o de la tierra. Desde luego, no significa el fin de la humanidad.

Jesús habló sobre el fin de la era venidera y que los tiempos finales serían como los días de Noé y como Sodoma y Gomorra (Lucas 17:27-30). Esto es muy similar a la Descripción del fin de los tiempos de 2 Timoteo, pero no del tiempo en sí. Es el final del tiempo de autonomía humana.

2da Timoteo 3:1-5 es una descripción vívida de cómo serán los días del fin:
“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.”

El “final” es el fin del imperio de Satanás, que es el dios de este mundo. Segunda Corintios 4:4 da testimonio de este hecho: “…en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

El ” dios de este siglo” que ha cegado el entendimiento de los incrédulos es Satanás o el Diablo quien está gobernando la tierra en estos momentos. Aun así, sólo puede hacer lo que la soberanía de Dios permite (Job 1).

Menciona la Biblia el fin del Mundo?
Como hemos leído, la Biblia nunca declara que el mundo se acabará. Es sólo la vieja tierra y la vieja era que se ha ido, ya que existirá un nuevo cielo y una nueva tierra, pero seguirá siendo la tierra en el mismo sentido.

La Mayoría de los eruditos creen que el fin de la vieja tierra, tal como la conocemos hoy, será en el fin del milenio (después del reinado de mil años de Cristo y sus santos en la tierra). Después, la Nueva Jerusalén o en realidad el cielo en sí mismo descenderá y se asentará donde Jerusalén se encuentre en la actualidad (Ap 21). Así que podemos decir que el cielo estará en la tierra porque el cielo es el lugar donde está Dios.

Y será, según Ezequiel 41:2-4, de las siguientes dimensiones: “El ancho de la puerta era de diez codos, y los lados de la puerta, de cinco codos de un lado, y cinco del otro. Y midió su longitud, de cuarenta codos, y la anchura de veinte codos. Y pasó al interior, y midió cada poste de la puerta, de dos codos; y la puerta, de seis codos; y la anchura de la entrada, de siete codos. Midió también su longitud, de veinte codos, y la anchura de veinte codos, delante del templo; y me dijo: Este es el lugar santísimo.”

Concluyendo… El “fin” del mundo es realmente el fin de la era del dominio de Satanás. Su gobierno va a terminar, y el reinado de Cristo comenzará y sus santos reinarán con él. Los que no son de Cristo serán juzgados en el Juicio del Gran Trono Blanco (Apocalipsis 20). Ninguna persona que es cristiana tendrá que pasar por este juicio o por la Gran Tribulación que viene.

Este juicio será para aquellos que nunca han aceptado a Jesucristo como su Salvador.
Esta es una razón más para aceptar a Cristo en tu corazón, si no eres creyente en Jesucristo, confiesa tus pecados ahora mismo, confiesa tu necesidad de un Salvador, y cree en Él como tu Señor y Salvador. Solo así vivirás, sin fin, en la dicha y felicidad eterna con el Señor. Esto es lo que se conoce como la vida eterna.

Por ello, te invitamos a congregarte en una Iglesia de tu comunidad. Para que puedas tener la Vida Eterna.

Fuente:

José Vega

SHARE