Pastor Néstor Alvarado declara “Algo nuevo viene”

Pastor Néstor Alvarado declara “Algo nuevo viene”

181
SHARE

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”. 2 Corintios 5:17

La primera enseñanza del segundo tiempo y tercera del Culto Unido 2017 fue impartida por el Pastor Néstor Alvarado, de la Iglesia Ministerios Elim en Maryland, quien, tras la participación del grupo de alabanza Rhema Kids, continuó con los mensajes dados por el Pastor David Greco y por el Apóstol Fernando Ortiz sobre la necesidad de movernos de lugar para cumplir con el propósito del Señor.

“No te quedes estancado en el lugar donde perdiste la batalla”, dijo el Pastor, instando al pueblo a olvidarse del pasado, quitarse las vestiduras viejas y vestirse con lo que El Señor tiene preparado en lo adelante.

Alvarado puso como ejemplo la confusión que experimentaron los siervos del rey David tras ver que éste, luego de enterarse de que su hijo murió, se lavó, se ungió, cambió sus ropas y entró a la casa de Jehová para adorar. Explicó que sus siervos se sorprendieron ante la decisión de David de sujetarse a la voluntad de Dios, la cual no se puede cambiar, por lo que cambió su actitud y adoró al Señor a pesar de las circunstancias.

La prédica llevó por título Lo que no se puede cambiar, dadas las siguientes razones:

• Hay cosas en la vida que no vamos a poder cambiar o arreglar, errores del pasado, heridas del pasado.
• Perdemos mucho el tiempo haciendo cosas que Dios no quiere que hagamos.
• No se debe construir casa en el cementerio (heridas, errores, frustraciones del pasado).

Entender esto llevó a David incluso a consolar a Betsabé (2 Samuel 12:24-25). A ambos, después de esto, les nació Salomón, de quien el Señor prometió a David que le sería por padre, le castigaría con vara, pero que su misericordia nunca se apartaría de él (2 Samuel 7: 14-15).

Salomón significa pacifico, paz, fruto del que en Mateo 5:9 se dice “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

En ese sentido, expreso que “lo que Dios ha prometido, Dios lo va a hacer” y que “Cuando Dios manda, Dios respalda”.

Durante esta enseñanza también se compartió la importancia de lavarnos, es decir, limpiarnos por la Palabra de Dios. Para esto, el pastor citó Juan 9:6-7: “Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo”.

Esta historia enseña que cuando obedecemos y somos limpios por la Palabra de Dios, podemos saber realmente quiénes somos, pues ésta nos revela que somos hijos de Dios, y si somos hijos de Dios Él nos responde, afirmó.

Para concluir, el Pastor declaró: “Algo nuevo viene, la unción de Dios viene para ti, no te canses de sembrar. “Prosigue a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios”, añadió haciendo referencia a Filipenses 3:14.

SHARE