No mires la paja de tu hermano

No mires la paja de tu hermano

167
SHARE
Pastor Antonio Regalado

Por la razón que sea, se ha hecho común y corriente juzgar a los demás, dentro y fuera De la Iglesia, y Dios, conociendo el daño que esta cultura de la infamia, de la maldad y la vileza provoca, estableció en Su Palabra una agenda integral para tratar este asunto la cual sus hijos debemos obedecer estrictamente. A continuación el contenido de la misma que se encuentra en el capítulo 6 del libro de San Lucas:

Jesús también les dijo:
“No se conviertan en jueces de los demás, y Dios no los juzgará a ustedes. No sean duros con los demás, y Dios no será duro con ustedes. Perdonen a los demás y Dios los perdonará a ustedes. Denles a otros lo necesario, y Dios les dará a ustedes lo que necesiten. En verdad, Dios les dará la misma medida que ustedes den a los demás. Si dan trigo, recibirán una bolsa llena de trigo, bien apretada y repleta, sin que tengan que ir a buscarla.”

Jesús también les puso esta comparación:
“Un ciego no puede guiar a otro ciego, porque los dos caerían en el mismo hueco. El alumno no sabe más que su maestro; pero, cuando termine sus estudios, sabrá lo mismo que él.”

¿Por qué te fijas en lo malo que hacen otros, y no te das cuenta de las muchas cosas malas que haces tú? Es como si te fijaras que en el ojo de alguien hay una basurita, y no te dieras cuenta de que en el tuyo hay una rama. Lucas 6:37-41. Traducción en lenguaje actual (TLA).

Otra versión expresa:
No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

Y les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo?

El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.

¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?

¿O cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo, no mirando tú la viga que está en el ojo tuyo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano. Lucas 6:37-42. Reina-Valera 1960 (RVR1960).

Dios no está interesado en nuestras pérdidas de tiempo al hacer murmuraciones infundadas en contra de nuestros hermanos/as, sino en que prediquemos a Cristo y a este crucificado.

¡De eso es que deben estar llenas nuestras bocas!

Nuestra lucha no es contra mi hermano/na, contra mi prójimo, contra mi familia, contra las ovejas, Jesucristo dijo que “el buen pastor su vida da por las ovejas” , ÉL no las murmuró ni las hirió ni la golpeó, nuestra lucha no es contra los que están en Eminencia en la Iglesia Del Señor, “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” Efesios 6:12 RVR1960.

“Pon guarda a mi boca, oh Jehová; Guarda la puerta de mis labios.” Salmos 141:3 RVR1960.

Dios te continúe Bendiciendo

Fuente:

Pastor Antonio Regalado

SHARE