Musulmana sueña con Jesús después de intentar suicidarse “mi vida fue transformada”

Musulmana sueña con Jesús después de intentar suicidarse “mi vida fue transformada”

132
SHARE

Esta musulmana llamada Asmath fue creada en un país predominantemente musulmán, en Asia Central. Ella nunca conoció a su padre biológico. Cinco meses antes de nacer, se divorció de la madre y salió de la casa. Cuando tenía sólo tres años, su madre se casó, pero su padrastro se rehusó a aceptarla, entonces fue entregado a orfanato. Ella creció allí de acuerdo con los principios del Islam, y aprendió a practicar todos los rituales exigidos.

Cuando llegó a los 20 años, un hombre mucho mayor preguntó al orfanato si podría casarse con la joven. Él tenía 60 años, otras esposas e hijos mayores que Asmath. Sin embargo, los funcionarios del orfanato le dijeron que tenía poca opción que casarse con él. Después de tantos años de aislamiento y soledad, decidió aceptar la propuesta.

Pero el hombre tuvo un problema cardiaco y murió dos meses después del matrimonio. Después del funeral, sus hijos la forzaron a dejar su casa, diciendo que ya no era de ella. Entonces, Asmath decidió poner fin en su vida. Ella encontró lo que parecía ser el camino perfecto: saltar de un puente alto en un río profundo.

En una aldea cerca de las márgenes del mismo río, muchas familias musulmanas habían aceptado a Jesucristo en sus vidas bajo el ministerio de una iglesia subterránea. Los aldeanos, incluyendo el líder de la iglesia, el pastor Hamad y su familia, viven en casas nada modernas. Las márgenes del río sirven para la mayoría de sus “necesidades primarias”, y el pastor Hamad bautiza nuevos creyentes en el mismo río.

Él siempre realiza cultos de bautismo de mañana temprano para evitar los ojos de las autoridades y de los vecinos musulmanes radicales. Al principio de una mañana, cuando los miembros de la iglesia se preparaban para otro de estos cultos, notaron el cuerpo de una joven mujer acostada sumergida cerca de la costa del río. Corriendo para arrastrar el cuerpo fuera del agua, descubrieron que ella todavía estaba respirando.

Mientras algunos oraban, el pastor Hamad presionó su pecho, hasta que el agua comenzó a chorrear de su boca. Él entonces respiró dentro de ella mientras otros frotaban los pies y las palmas de las manos para calentarla. Ella gradualmente empezó a respirar mejor, abrió los ojos y empezó a hablar. Ellos entendieron que ella había saltado de la punta y dijeron que sólo el Señor podría protegerla. Con los creyentes juntando, el pastor oró por ella.

Él entonces dio un breve mensaje del Evangelio a todos reunidos, explicando la salvación que sólo es posible en Jesucristo y la importancia del bautismo. Él entonces bautizó a cinco personas, con Asmath escuchando atentamente y observando todo lo que sucedió.

Cuando el culto terminó, ellos la trajeron de vuelta a la iglesia, donde participaron de una alegre Cena del Señor. Ella seguía observando todo. Esa noche, Jesús vino a Asmath en un sueño. “No temas, yo soy su Señor y Dios”, le dijo. “Yo soy el único que puede ser su ayuda en los tiempos de los problemas, y yo soy la vida y la resurrección”.

Entonces él mostró sus manos clavadas. “Mira, yo sufrí eso por ti”, dijo. “Porque yo te puse en las palmas de mis manos, ten mi fe en mí”. Ella sabía que era el Señor Jesús quien la rescató y ahora ofreció nueva vida. Al día siguiente, ella compartió su sueño, así como su historia para el pastor y aceptó a Jesús como su salvador personal y Señor.

Asmath ahora estudia la palabra de Dios y ayuda con los ministerios de la iglesia. Ella recientemente pidió ser bautizada, lo que ocurrió la semana pasada. Los creyentes del país de Asmath frecuentan iglesias subterráneas y adoran a Dios de forma secreta debido a la persecución religiosa. Las acusaciones de blasfemia se producen regularmente y pueden resultar en un castigo severo o muerte.

Fuente:

bibliatodo

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA