La verdad de Dios os hace libre al espiritu Duartiano de la...

La verdad de Dios os hace libre al espiritu Duartiano de la Patria

420
SHARE

El magistrado del Tribunal Constitucional destacó la importancia de venerar los símbolos patrios como lo hicieron nuestros patricios Duarte, Sánchez y Mella, advirtiendo que su mal uso se castiga con prisión y multa, según el artículo 8 de la ley 360 del 13 de agosto de 1943. El magistrado Wilson Gómez Ramírez, formuló la advertencia durante una conferencia, con el título “Pensamiento Duartiano e importancia de los Símbolos Patrios”, dictada en la Universidad Nacional Evangélica (UNEV), en presencia del rector Dr. Wilfredo Mañon Rossi, directores, profesores y estudiantes de las áreas de educación de ese alto centro de estudios.

También participaron en el evento las autoridades del Consejo Académico junto, el Decanato de Humanidades. El acto se inició con la invocación a Dios a cargo de Santa Guzmán Mota, Vicerrectora académica de la entidad.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Zaida Galán, Decana de  la Facultad de Humanidades, esta agradeció el gesto al magistrado Gómez Ramírez, por el esfuerzo educativo que viene desempeñando en las diferentes entidades donde ha tratado el tema.

También habló el rector la entidad  Wilfredo  Mañón Rossi, quien tuvo a su cargo la lectura de hoja de vida del magistrado Wilson Gómez Ramírez. El rector de la UNEV, Dr. Wilfredo Mañon Rossi, expresó que espacios como estos enriquecen el aprendizaje los cuales deben poner en práctica tanto dentro de las aulas como fuera  de  las mismas, para que así “podamos cambiar la manera de pensar y de actuar, como lo hicieron los padres de la patria”.

El magistrado Gómez Ramírez, en su exposición destacó la importancia de hablar del pensamiento de Duarte y su vigencia a pesar de haber transcurrido más de doscientos años. Recordó la condición de estratega de Duarte, como un hombre cristiano, dueño de una inteligencia excepcional, extraordinaria y capacidad visionaria, que le permitieron cincelar y perfeccionar con sus ideas la nacionalidad dominicana.

Al mismo tiempo, Gómez Ramírez se refirió al uso correcto de los símbolos patrios: la Bandera, el Escudo y el Himno Nacional, a la luz de la Constitución, las leyes y reglamentos. Y añadió que los símbolos patrios son la Bandera Nacional, el Escudo y el Himno Nacional.

En cuanto a la bandera, explicó que se compone de los colores azul ultramar y rojo bermellón, colocados de tal modo que el color azul quede hacia la parte superior del asta, separados por una cruz blanca, del ancho de la mitad de la altura de un cuartel y que lleve en el centro el Escudo Nacional. La bandera mercante es la misma que la nacional, pero sin escudo indicó.

Al referirse al Escudo, dijo que tiene los mismos colores de la Bandera Nacional, dispuestos en igual forma y lleva en el centro la poderosa palabra de La Biblia, abierta en el Evangelio de San Juan 8-32, que dice: “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libre”, y encima una cruz, que surge de un trofeo integrado por dos lanzas y cuatro banderas nacionales sin escudos, dispuestas a ambos lados; y lleva un ramo de laurel del lado derecho.

Está coronado por una cinta azul ultramar en la cual lleva el lema Dios, Patria y Libertad. Durante la conferencia, Gómez Ramírez resaltó todas las modificaciones de los símbolos patrios desde el año 1844, hasta la Constitución del año 2010, que estableció aspectos que la Biblia destaca. Además, indicó los lugares donde debe ser enhestada la Bandera Nacional, y que su mal uso implica irreverencia, ya que el lienzo no debe tocar el suelo, ni tampoco usarse como mantel, ni en féretros de antisociales muertos.

Gómez explicó que el mal uso de los símbolos patrios se castiga con prisión y multa, según el artículo 8 de la ley 360 del 13 de agosto de 1943. En relación con el Himno Nacional, autoría de Emilio Prud´Homme y música de José Reyes, precisó que se estrenó el 17 de agosto de 1883, indicando que mediante la ley 700, del 30 de mayo de 1934, el Poder Ejecutivo lo oficializó como el canto a la patria.

El magistrado señaló además, que mediante la reforma constitucional del año 2000, se consagró que el Himno Nacional es “único e invariable”, situación que ha prevalecido hasta la fecha. De igual modo, el magistrado Gómez Ramírez ponderó la trascendencia de los valores, en particular los símbolos: Bandera Nacional, Himno Nacional y Escudo, enfatizando sobre la necesidad de velar por el mayor respeto y su correcto uso por parte de las autoridades y la ciudadanía en general.

Fuente:

Tabernáculo Prensa de Dios

SHARE