En ti, oh Jehová, he confiado; no sea yo confundido jamás; líbrame en tu justicia. (Salmo 31:1) Como lo indica el versículo de hoy, David tuvo gran confianza en Dios en medio de la aflicción. También dijo: “Porque tú eres mi roca y mi castillo; por tu nombre me guiarás y me encaminarás. Sácame de la red que han escondido para...