La fe imparte confianza en tiempos difíciles

La fe imparte confianza en tiempos difíciles

173
SHARE

En estos últimos tiempos en que el sistema del aparato económico de nuestra nación, gime a una en dolores de parto de riesgo entre la vida y la muerte aún estamos a tiempo de ser operado con éxito en manos del doctor de los doctores que conoce a la perfección los principios de nuestra crisis interna y externa.

La descomposición social, política, económica y religiosa es la razón del estado crítico de la economía de nuestro Pais. En estos tiempos en que la vida se torna difícil y peligrosa con desesperanza, tristeza, violencia, desacuerdos, falta de fe, vacíos espirituales, emocional, inestabilidad, miedo y temor, en relación al conocimiento que poseemos de la cruda realidad ante el espanto que nos abruma con terrores en la inseguridad de la existencia en la vida por la orfandad social de sistemas sociales y políticos gubernamentales que ensuma como seres humanos y en nuestra tierra constituye un conglomerado de calamidades, penumbras, de sombra tenebrosas que estremecen el alma y el corazón. Nuestras vidas.

Aún así tenemos condiciones vitales que mediante un tratamiento de dosis de la salud socio espiritual podremos exhibir una fe de acero en el Poder de Dios, una capacidad atlética para correr en la olimpiadas de la vida hacia la meta con poder divino con un entrenamiento de disciplina de una visión socio espiritual en nuestro credo para con Dios, Patria y Libertad.

La tribulación de nuestro sistema económico a lo interno y externo de nuestras vidas, esta arriesgada en los fundamentos que vinculan la separación de la visión del Todopoderoso para ser capaces en ser creativos en fracasar con nuestra humana visión egocéntrica idolatrándonos en creer que podemos ser exitosos sin los fundamentos con que Dios nos ha creado para vivir en Paz.

Para salir airosos del estado en que vivimos esta Nación requiere de la unidad de los lideres que representan la estructura de nuestro País, con un sistema de visión cristiano y nacionalista que integre la Iglesia, el Estado, Los Políticos, el Sistema Económico y la Familia.

Los cristianos de la República Dominicana, nos encontramos en dificultades que podemos solucionar en una composición que diseñe estrategias a la vanguardia de los nuevos tiempos, en un plan de trabajo colectivo de toda la sociedad en la visión de Dios, Patria y Libertad. Ver que somos cristianos nos habla que somos hijos de un Padre y Dios de orden en el diseño de la vida del poder del alma, del amor, de la eternidad, del oro, la plata y la gloria.

No vivir conforme a los preceptos de Dios como establece su Palabra en la Biblia, es morir turbado por las fuerzas de las tribulaciones que nos contraponen a la verdadera visión de Fe, es vivir azotado por las turbulencias que puedan derrotar la vida de nuestra Nación, pero vivir conforme a los preceptos de Dios en la Biblia, constituye en nuestro pueblo una fuerza inconmovible que por muy fuerte que sea la turbulencia no podrá derrotarnos . “Porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece”. Filipenses 4:13.

Para la honra y gloria a Dios en nombre del Padre del Hijo y Espíritu Santo, entendemos que la visión de Dios o de su gobierno hacia su pueblo en la tierra así como en nuestro país, basado en los principios, primero es buscar el reino de Dios y su justicia, seguir lo segundo que la justicia del gobierno de la gracia de Cristo que debe ser aplicada como justicia social a la cultura de la Palabra divina que debemos tener en nuestras vidas así mismo, como los mensajes o sermones, conferencias, congresos, todos estos actividades deben traducirse a los hechos de la fe en el poder de Dios en una vida practica entre nuestros congéneres o nuestros semejantes, dígase nuestros hermanos que somos todos.

“¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!” (Sal. 133:1).

La armonía que podemos disfrutar en el cuerpo de Cristo es una de las cosas más hermosas y más satisfactorias de esta vida.

Es muy confortante saber que en la iglesia tengamos el deseo primordial de buscar primeramente el Reino de Dios (Mt. 6:33).

En medio de la crisis socio espiritual hoy en los tiempos de este siglo debemos juntos como el cuerpo de Cristo hacer un esfuerzo, esfuerzo por parte de cada hermano y hermana. El apóstol Pablo dice que tenemos que ser “solícitos” (Ef. 4:3) en guardar la unidad del Espíritu, solícitos significa ser diligente, la palabra “diligente” significa: activo, trabajador, laborioso, cuidadoso, esmerado, hacendoso, esforzado, aplicado, estudioso, dedicado y amoroso. Si usamos estas palabras de (Ef. 4:3). en vez de “solícitos”, veremos que la unidad depende, en parte, de nosotros mismos, cristianos evangélicos.

Los distintos estamentos que representan organismos e instituciones cristianas evangélicas, debemos y tenemos la obligación de velar a tiempo y fuera de tiempo, para que la Palabra de Dios, se haga verdaderamente vida real en nosotros, como una sociedad de una Nación Santa, de modo que siendo ejemplo para la Nación del Mundo, bien podríamos cumplir dando ejemplo ,buscando primeramente el reino de Dios y su justicia, en vano nuestra fe vela si no vemos los hechos con los hechos de la verdadera voluntad de Dios.

Es decir tenemos la responsabilidad de meditar y velar para saber en que medida se cumplen los planes de Dios en nuestras vidas, debemos saber que a lo interno de nuestros organismos Cristianos Evangélicos se muestra la carencia de la gracia del reino de Dios, como Nación Santa.

Que hacer ante la crisis de los valores éticos, morales, sociales, y espirituales. La iglesia es la portadora de llevar un mensaje transformador basado en el regreso a los valores que nuestro señor Jesucristo a puesto en nuestras manos. Nosotros, como medio de comunicación de Las noticias del Reino de Dios, no podemos negociar el hecho de que Jesús, su Reino y su Palabra son la única verdad y esperanza en el camino al cielo y la vida eterna, debemos buscar primeramente el Reino de Dios y su Justicia con el amor de Cristo, composición, misericordia, hermandad, mediante el alimento espiritual de la oración, ayuno y el estudio de la palabra de Dios en la Biblia, para vivir aprendiendo a obedecer la voluntad de cristo y que así su reino venga a nosotros y se haga su voluntad en la tierra como en el Cielo.

¿Qué vamos hacer en los tiempos finales y días por venir…...tal parece que antes los tiempos finales que estamos viviendo, aún muchos cristianos lucen indiferentes y muchos se llaman ser evangélicos, por sus frutos los conoceréis como lo declara la palabra de Dios en (Mateo 7:16) Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.

AMEN.!

SHARE