La biblia consagra la verdad de Cristo

La biblia consagra la verdad de Cristo

102
SHARE

Jeremías 28. “No todo el que cura es médico, ni todo el que pinta, pintor. No todo el que Profetiza es profeta” ni todo el que dice ser pastor es pastor. En la Iglesia actual, ¿quiénes son los verdaderos y falsos profetas? ¿Cómo Reconocer su calidad profética?

Los falsos profetas son de dos clases: los que pertenecen a falsas religiones y hablan en nombre de falsas divinidades, y los que pertenecen a la verdadera religión y equivocadamente pretenden hablar en nombre del verdadero Dios.

Un ejemplo del primer grupo lo tenemos en los profetas de Baal del Antiguo Testamento la confrontación entre Elías, profeta de Jehová, y los 450 profetas de Baal (1 Reyes 18).

Las falsas religiones y las falsas divinidades, con sus correspondientes profetas y pastores siguen existiendo también hoy en formas muy plurales. Son fácilmente reconocibles y no crean mayor problema. La dificultad la plantea el segundo grupo. ¿Quiénes son los verdaderos y falsos profetas dentro de la verdadera religión?, más concretamente, dentro de la Iglesia.

El secreto de algo falso es que es lo más parecido posible a lo verdadero, hay personas que creen que los profetas o pastores falsos son los que no hablan de Cristo o los que hablan mal de Cristo.

Si a ti te pasan un pedazo de cartulina escrito con el número $50.000. De seguro que no lo recibirías como un billete, no se podría decir que ese pedazo de cartulina es un billete falso, tan solo sería un pedazo de cartulina. Para que tú lo puedas recibir el billete falso tendría que ser muy parecido al verdadero.

Capaz de confundir a un a los mismos conocedores.

V 6 “Y dijo el profeta Jeremías: Amén, así lo haga Jehová. Confirme Jehová tus palabras, con las cuales profetizaste que los utensilios de la casa de Jehová, y todos los transportados, han de ser devueltos de Babilonia a este lugar.Mateo 24: 24 “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.”

HAY DOS FORMAS PARA CONOCER LA VERACIDAD DE UNA PERSONA:

  1. Por los frutos. V 9 “El profeta que profetiza de paz, cuando se cumpla la palabra del profeta, será conocido como el profeta que Jehová en verdad envió.” Mateo 7: 16-17 “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 7:17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.”
  2. Dejando que Dios lo descubra. V 15 “Entonces dijo el profeta Jeremías al profeta Hananías: Ahora oye, Hananías: Jehová no te envió, y tú has hecho confiar en mentira a este pueblo.” Mateo 10: 26 “Así que, no los temáis; porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse.”

Algo que puede ayudar a descubrir quién nos está hablando mentiras es conociendo la verdad. Juan 8: 32 “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” si no conoces la verdad, jamás podrás conocer la mentira. Y la única forma de conocer la verdad es a través de la palabra de Dios.

Hay cristianos que tienen bibliotecas completas de libros de todo hombre que hable de Dios, pero nunca han leído la biblia de manera completa y sobre todo dejando que el espíritu de Dios le revele.

Muchas personas cristianas terminan hablando mentiras, cuando lo único que quieren es tener a la gente contenta, en el afán de hablar solo cosas que a la gente le gusta escuchar empiezan hablar verdades a medias, una verdad a medias es una mentira.

Muchos pastores han mundanizado sus iglesias con el pretexto que no son legalistas o fanáticos y es la verdad no son fanáticos pero son tibios o mundanos. En su afán de crecer han tomado estrategias del mundo, llevando de esta forma inmundicia al interior de las iglesias.

Pero lo único que podemos estar seguros es que todo aquel que predique mentiras será destruido. V 16- 17 “Por tanto, así ha dicho Jehová: He aquí que yo te quito de sobre la faz de la tierra; morirás en este año, porque hablaste rebelión contra Jehová. 28:17 Y en el mismo año murió Hananías, en el mes séptimo.”

Fuente:

La Biblia

SHARE