“Esto e’ un pueblo tranquilo y solidario, por eso Dios nos bendijo...

“Esto e’ un pueblo tranquilo y solidario, por eso Dios nos bendijo al alejar ese huracán de aquí”

135
SHARE

“Esto e’ un pueblo tranquilo y solidario, por eso Dios nos bendijo al alejar ese huracán de aquí”, afirma Ericsson Durán, un jornalero que vive en el municipio Nagua, provincia María Trinidad Sánchez.

Él cuenta que este lugar está lleno de gente trabajadora y digna, y que se ayudan de manera mutua ante cualquier situación que se pueda complicar.

“Aquí nadie pasa hambre porque a veces yo no tengo pa’ come’ y la gente que viene al parque me suelta par de chelitos sin insultarme ni na'”, expresa Durán, de 47 años.

Nagua se encuentra en total calma, con el sol afuera y sin disturbios en el tránsito tras el paso del huracán Irma por las costas de la zona nordeste del país.

Fuente:

Dalton Herrera /LD

SHARE