El pecado oculto y sus tristes consecuencias

El pecado oculto y sus tristes consecuencias

176
SHARE

Es aquella transgresión a los mandamientos de Dios, que es desconocida por los demás, pero Que está dañando nuestra vida integral. El rey David experimentó está situación, Sal. 32:3-4.

Este hombre de Dios, cometió varios errores y pecados en su caminar con el Señor: por orgullo censó al pueblo y muchos murieron, no corrigió a su hijo Amnón, y tampoco a su hijo Absalón, también está el caso de Betsabé y Urías heteo, entonces vemos cosas como: orgullo, negligencia, inmoralidad sexual, engaño, homicidio (Por más de dos años ocultó su relación con Betsabé y esto lo llevó al homicidio, entonces una situación que no arreglemos con Dios, nos llevará a otra más complicada).

Te invito a leer: “David En La Cueva De Adulam”. A veces las personas luchan con situaciones ocultas: robo continuado, abortos, abuso sexual, infidelidad conyugal, relaciones prematrimoniales, odios, prácticas ocultistas (aun conociendo al Señor), y esto afecta profundamente sus vidas.

RESULTADOS DEL PECADO OCULTO:

Fracaso, Prov. 28:13.

Es imposible que un ser humano tenga una vida de desobediencia a Dios y pensar que será prospero, tendrá quizá algunos logros materiales y temporales, pero la prosperidad de Dios es integral y tiene relación directa con la eternidad.

En la vida del rey David, vemos diferentes resultados:

  1. Su salud espiritual fue afectada: Sal. 51:11-12. (Su comunión con Dios sufrió una fuerte ruptura).

 

  1. Su salud física fue afectada: Sal. 38:3a (un pecado oculto facilita la acción demoniaca, y por ende muchas enfermedades aparecen, aunque no todas las enfermedades tienen su origen en un pecado de la persona; pero sin duda Dios quiere el bienestar de sus hijos, por eso dice: “Hijo mío, no te olvides de mí ley, y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida, y paz te aumentarán”. Prov. 3:1-2).

 

  1. Su salud emocional fue afectada: Sal. 38:3b-4 (David no hallaba paz, y llevaba una fuerte carga sobre él, y parece que cada vez era más pesada: “se ha agravado sobre mí”).

 

En esta situación la salud se deteriora, la relación con Dios es afectada, las emociones sufren, y la persona experimenta las consecuencias del pecado oculto:

  1. a) abundancia de temores y miedos, b) una conciencia intranquila, c) un desgaste físico y mental, d) una gran inestabilidad emocional, e) ruina espiritual.

¿CÓMO LOGRAR LA VICTORIA SOBRE EL PECADO OCULTO?

  1. Es necesario reconocer el pecado, Sal. 51:3.    

Aquí el término reconocer significa también: conocer al ver, observación, cuidado y discernir. El Espíritu Santo y la Palabra nos ayudan en esta labor, pues nuestro propio corazón es engañoso.

  1. El paso siguiente es confesar el pecado y abandonarlo, Sal. 51:4, Prov. 28:13.

 

David abre su corazón delante de Dios, reconociendo su justicia, misericordia y pureza, su deseo y propósito es apartarse de lo malo, de aquello que afectó su vida y comunión con Dios.

  1. Reconocer que ésta lucha requiere apoyo, pues sólo es muy difícil, Mt. 18:19.
  2. Creer que la victoria es alcanzable, porque todo es posible para Dios.

A veces la situación es tan difícil y compleja que pensamos que el caso no tiene solución, pero Dios es Todopoderoso y cuando disponemos nuestro corazón y le buscamos, él es propicio y con Su poder nos ayuda a salir adelante.

Conclusión: Dios es misericordioso y santo, él nos llama continuamente al arrepentimiento, porque nos quiere bendecir, él quiere nuestro bienestar, quiere usarnos y cumplir su propósito en nosotros, somos llamados a seguir el ejemplo de Jesús. Presentemos nuestro corazón abiertamente ante el Señor, y permitamos al Espíritu Santo hacer su obra en nosotros.

Fuente:

La Biblia

SHARE