El comprador de chatarra

El comprador de chatarra

95
SHARE

1 Corintios 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

Escoria que deja el mineral de hierro, Hierro o cualquier otro metal de desecho, Aparato viejo o inservible, Cosa de poco valor, especialmente monedas o bisutería:

Es decir que tomando las palabras principales de esta definición podemos decir que algo considerado chatarra es un DESECHO, ALGO VIEJO E INSERVIBLE, DE POCO VALOR,

Hoy en dia podemos ver que en las calles de las ciudades pasan personas anunciando que compran la chatarra, lo que ya nadie quiere, y todo lo que compran lo compran por un precio muy bajo, y luego que compran la chatarra, todos esos carros viejos y chocados, esos refrigeradores inservibles, esas puertas viejas y oxidadas, esas hierros retorcidos, no son restaurados y dejados otra vez como nuevos, sino que son quemados, destruidos, fundidos para ser convertidos en hierro y acero.

Pero hoy quiero hablarte de un comprador de chatarra, que todos los días sale en busca de lo desechado, de lo inservible, de lo destruido, de lo considerado de poco valor, pero no son piezas de metal inservibles y oxidadas, sino vidas que han sido destruidas por el pecado, golpeadas por la vida, que han quedado inservibles por los vicios, que son consideradas como algo de poco valor por los errores que cometieron, vidas que estan destruidas por un divorcio, golpeadas por el abandono, y un tenemos que reconocer que un día nosotros éramos esa chatarra pero en su misericordia como lo dice el versículo que hemos leído (vs 20) Dios pago un precio por nosotros para comprarnos.

DIOS NOS COMPRO CUANDO ESPIRITUALMENTE Y MUCHAS VECES MATERIALMENTE NUESTRA VIDA ERA SOLAMENTE CHATARRA (1 CORINTIOS 1:26-29)

Esa era nuestra vida sin Dios, éramos lo vil del mundo, lo necio del mundo, lo menospreciado del mundo, lo débil del mundo.

Pero la gracia de Dios y su misericordia nos alcanzó, y ante los ojos de Dios nuestra vida no era solo chatarra sino algo de gran valor, (Isaias 43:4) por eso nosotros podemos entonar aun con lágrimas en nuestros ojos ese himno tan maravilloso: “Nadie pudo amarme como Cristo……”

SOLO DIOS COMPRA LA CHATARRA POR EL PRECIO MAS ALTO QUE ALGUIEN PUEDE PAGAR (1 PEDRO 1:18-19)

Nuestro Dios pago un precio muy alto para comprarnos, quizás a muchos de nosotros alguna vez nos dijeron que nuestra vida no valía nada, quizás alguna vez te dijeron que no daban nada por ti, el Padre Celestial pago por nuestra vida con la sangre de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.

Posiblemente hay personas en el mundo que están dispuestas a invertir su dinero y su esfuerzo en aquellos que merecen ser rescatados, pero Dios en su amor estuvo Dispuesto a dar su hijo en rescate por los pecadores, por lo más vil del mundo (Romanos 5:7-8)

SOLO DIOS VE EN LA CHATARRA ALGO DIGNO DE INVERTIR TANTO EN ELLA (1 CORINTIOS 6:9-11)

Si solamente leemos los versículos 9-10 quizás serian para nuestra vida los versículos más tristes de la Biblia, porque nos dejan totalmente fuera del Reino de Dios.

Quizás alguien podría poner un rotulo usando los versículos 9-10: LA CHATARRA NO PUEDE ENTRAR EN EL CIELO.

Pero gracias sean dadas a nuestro Dios por el versículo 10; nosotros éramos chatarra, éramos todo lo que mencionan los vs 9 y 10 y quizás aún mucho más, pero el en su misericordia pago un precio por nosotros, nos buscó y nos salvó, y ahora hemos sido lavados, hemos sido justificados, hemos sido santificados, por nuestro Señor Jesucristo y el Espíritu Santo.

AHORA YA NO REFLEJAMOS LO QUE HIZO EL MUNDO EN NOSOTROS SINO LO QUE EL AMOR Y EL PODER DE DIOS HA HECHO EN NUESTRA VIDA (SALMO 126:1-3)

Dios hace que la chatarra se convierta en algo útil, de valor, que le gloria y honra a él, y esa es nuestra vida en las manos de nuestro Dios.

Si estas lejos de Dios, si andas por el mundo siendo un hijo de Dios, y el mundo ha destruido tu vida, si el mundo ha destruido tu hogar, si el mundo te robo tu familia, tus hijos, tus oportunidades hoy Dios te dice: EN MI ESTA TU AYUDA (OSEAS 13:9) Te perdiste, oh Israel, más en mí está tu ayuda.

Fuente:

pastor Oscar Flores

SHARE