Discernir los nuevos tiempos

Discernir los nuevos tiempos

135
SHARE

De hecho es un privilegio de ver todo lo que el Señor está haciendo alrededor del mundo pero quiero decirles algo, que Estados Unidos y nosotros aquí, como pueblo hispano en Estados Unidos, no está afuera del contexto de los vientos que están soplando alrededor del mundo, que Dios está soplando algo muy distinto, una corrección histórica a muchos de los patrones y ciclos que veníamos cayendo como pueblo cristiano y como poblaciones mundiales. Un sentido de quitarle o pincharle el caucho a un movimiento global para verdaderamente levantar el sacerdocio individual del creyente y la potestad sobre el individuo de poder elegir por sí mismo el camino que debe caminar.

Ahora, eso tiene una espada de doble filo porque cuando tu das libre albedrío a alguien que tome decisiones, también tienes que darle libertad de que cometa errores. Digan amén. Y de darnos cuenta que si tu pasas la ilación para una cosa eso incluye todos los demás, no solamente los que están en tu partida o en tu equipo. Y Dios está ayudando a la iglesia a entender verdaderamente que Dios está atraído de nosotros, no por nuestra fuerza sino por nuestra debilidad.

Es como un imán que atrae la presencia de Dios que él perfecciona su poder y su potencia en nosotros en medio de nuestra actitud humilde de percibir y estar verdaderamente comulgando con lo que es débil en nosotros. Eso no nos hace ni nos justifica en nuestras áreas oscuras de nuestra vida… cuántos saben a lo que me refiero con áreas oscuras? Eso no significa que Dios no quiere tocar esos lugares, pero sí que Dios no es la figura que hemos pensado que es, que está esperando para que tu cometas un error, para disciplinarte o herirte o castigarte, pero que el corazón de Padre de Dios es siempre para levantarte del lodo, limpiarte y ponerte a caminar según sus propósitos.

Yo siento que estamos viviendo en un cambio de dirección del péndulo donde se está sustrayendo con tal fuerza alrededor del mundo, fíjense, que no solamente se trata de lo que sucedió en las elecciones aquí, sino también en un Brexit en Gran Bretaña, en 8 elecciones que este año van a tener en la Comisión de los Estados Europeos, de una Filipinas que elgió a un hombre que todas las encuestas decía que no iba a ganar, igual que en Guatemala, igual que en Perú, igual que en Argentina. Hay un cambio que está surgiendo alrededor de las naciones y en Estados Unidos no estamos fuera de ese cambio que Dios está trayendo.

Está librando, ya lo he dicho antes aquí, en el aniversario número 500 de la Reforma. Este año, en octubre 21, 500 años de la Reforma. Y cuál fue? Fueron muchos los frutos de la Reforma pero uno de ellos fue darle el albedrío y la capacidad al individuo de poder ir a Dios por sí mismo, sin otro mediador, sino Cristo, solo Cristo. Solo fe, solo escritura. Solo Cristo. Esa fue uno de los movieres históricos, hace 500 años.

Saben que dentro de 5 ó 10 años si sigue la corriente de salvación alrededor de mundo, de la gente que se está convirtiendo, la iglesia evangélica va a superar en número a la iglesia católica, primera vez en la historia. Déjenme decirles, eso es bueno pero a la misma vez hay una gran conversión y gran bautismo del Espíritu Santo en la iglesia católica. Dios se está moviendo a través de estos… muchos de ellos que quizás no tienen la teología correcta pero Dios los ama de todas formas. Dios se está moviendo en países musulmanes de increíbles maneras.
De hecho, ahorita hubo una reunión con gente con quien yo trabajo con uno de los ancianos, vamos a decir, de fuera de la China, de lo que es la iglesia subterránea en la China, casi 200 millones de personas. Hermanos, lo que está sucediendo en la tierra es increíble.

Vivimos en tiempos extraordinarios y Dios me empezó a hablar de esto hace varios años. Yo inclusive, la parte de los refugiados, yo lo viví en carne propia en Hungría cuando el día que aterricé hubo un tremendo zafarrancho, una sampablera, un tremendo relajo, todo esto sucedió cuando cruzaban de Serbia hacia Hungría y habían abiertos las puertas en Alemania, y abrieron por 3 días y las cerrarnos porque jamás se pudieron… no entendían el peso de lo que estaban haciendo.

Todavía no sabemos los tiempos que vivimos. Pero Dios está cambiando, moviendo nuestras brújulas, digan amén. Y entonces o lo vemos de manera defensiva o con temor o confiamos en un Dios bueno que tiene cosas mejores para nosotros.

Cualquier cosa que no es de fe no es de Dios y sin fe es imposible agradar a Dios. y este es el tiempo que vivimos. Por eso en ese contexto quiero hablar por ustedes, no uqiero pasar el tiempo hablando, he venido predicando una palabra… discernir los nuevos tiempos y qué significa eso para nosotros.

De hecho, hice una serie de 4 días en todo este tema que voy a darles en más o menos media hora, 4 mensajes en el nombre de Jesús. Y quiero empezar con esto, Señor ayúdame ahora. En el libro de Juan, el Evangelio de Juan es un libro que habla mucho de transiciones teológicas importantes para lo que era y lo que iba a venir del Nuevo Testamento. Por ejemplo, es el único Evangelio que habla de Jesús cuando vino del cielo a la tierra y no de la tierra al cielo.
Por eso es que Juan es distinto que los otros 3 Evangelios, porque Juan comienza con el Verbo que vino desde arriba y no de Jesús que vino a un pesebre, sino que vino la palabra de Dios y trajo al Hijo de Dios y los que eran de él y lo que él había creado lo resistieron y no lo recibieron. Así empieza Juan 1. Y en Juan 1 también vemos cómo Juan el Bautista había equipado y discipulado a sus discípulos de manera que cuando viniera aquel que estaba profetizando que iba a venir, que no se quedaran con Juan sino que cerraran esa puerta y siguieran moviéndose hacia donde Jesús quería moverse.

De hecho, Juan apunta 2 veces, la primera vez dice, este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, y la segunda vez dice, mira, ahí está el Cordero de Dios. y yo siento en este tiempo que es un tiempo bien profético y muy apostólico, porque Dios no solamente nos va a dar revelación fresca sino nos va a enviar a poder darle al mundo tanto que hemos estado recibiendo nosotros.

Y Juan le dice a sus 2 discípulos, ahí está el Cordero de Dios y los 2 discípulos dejan a Juan y empiezan a seguir a Cristo. Uno de ellos, como compartió el pastor Gregory, también siento que Andrés es un Apóstol que casi no se habla de él pero Andrés es un héroe. Es un Apóstol de posibilidad y Andrés era el único que entendió el nuevo mover de Dios en Juan, que pudo ir hasta cuando terminó el ministerio de Juan y pudo engancharse a lo que Cristo venía haciendo y recibir el espíritu para lo que iba a hacer por los siglos de los siglos.

Andrés pudo ir a todas estas zonas de tiempo, pudo cruzar por todas estas zonas y te digo, yo vuelo tanto que pasar por zonas de tiempo es parte de lo que yo hago. De hecho, estuve 13 horas de cambio de aquí a Filipinas y después 6 y mi cuerpo no sabía, parecía un juego de ping pong dentro de mí, que si podía dormir o no podía dormir.

Pero Juan, fíjense que cuando le Dios dice a Malaquías, vengo a librar el espíritu de Elías, del poder y la fuerza de Elías, vengo… 400 años después aparece Juan. Cuántos no quieren esperar 400 años para ver su promesa ser realidad? Pero 400 años y uno pensaría que cuando se manifestara Juan el pueblo de Israel hubiera recibido un profeta del cual podían decir, bueno, esto es un profeta normal, un profeta Gucci, un profeta Versace, un profeta que tiene buenos vestidos de lino, alguien que habla bien. Pero no, el nuevo mover de Dios era una revelación de Cristo muy distinta a lo que ellos estaban esperando en su tiempo.

Cuando llega, Juan ni siquiera va a Jerusalén, él les dice que Jerusalén venga a mí en el desierto. Por eso que me encantó que Gregory estaba hablando de desiertos, de lugares secos, porque fue ahí donde empezó el nuevo mover de Dios para Juan. Y era normal. Por qué? Porque Juan cargaba en sí el espíritu de Elías y Elías cuando empieza a ministrar a Israel viene del desierto también. Son 2.

Esta gente del desierto que son catalizadores, que molestan nuestra sensibilidad, que empieza a hablarnos, una manifestación de Cristo que es distinta a lo que nosotros pensábamos que es el orden normal de Dios. Cuando empieza a cambiar tiempos la revelación de Cristo también cambia aunque él es igual por siempre, ayer, hoy y por siempre, él siempre se está moviendo. Y se mueve según la realidad y los planes y propósitos que tiene para la gente viva en ese momento.

Por eso que ahorita mismo en un tiempo tan… hace 500 años tanto ocurrió en un siglo de 100 años, el descubrimiento de Colón, la prensa de Gutenberg, Lutero, todas estas cosas sucedieron en ese momento y hay algo en el mundo actual que está pasando muy similar, que Dios está despertando a una juventud con una visión distinta, donde la primera vez que ahora yo no es importante tener una prensa, porque tenemos a estos jugueticos aquí. y como consecuencia la gente lee menos y ve más, y Dios está cambiando la manera que aprendemos, la manera que asimilamos.

Le digo a pastores alrededor del mundo, no pienses que el único predicador que están oyendo en tu iglesia eres tu. Digan amén. O sea, el lunes a la mañana hay 20 mil mensajes que tu puedes ir en línea y oír de 20 cosas. Y entonces qué es lo que mantiene una congregación unida? Tiene que ser más que la predicación, el ministerio, tiene que ser una relación personal con Dios y unos con otros. Tenemos que pensar que yo no somos una iglesia sino una familia y que tenemos diferentes tipos de dones pero es precisamente nuestra diferencia que nos hace poderosos, que no tenemos que juzgar toda cosa que no entendamos, sino que tenemos que complementarlo y celebrar nuestras diferentes en dones.

Una cultura de honor, una cultura de celebración, una cultura de amor. Digan amén. Juan fue muy distinto. Discipuló a sus 2 que estaban ahí, no los discipuló para que siguieran su ministerio, los discipuló para que siguieran a Jesús. Y cuando dice, ahí está Jesús, cambiaron, le dieron la mano a Juan, seguro comieron grillos con él en el desierto, con miel. Gracias, Juan, seguimos al Señor.

Y la primera conversación que tuvieron con Jesús fue… Jesús se voltea y les dice, qué buscan? Qué quieren? Y él les dice, dónde te hospedas? Dónde te estás quedando? Y Jesús le dice, ven para que vean. La primera conversación con un Apóstol es relacional no ministerial, es dónde estás? Ven para que veas.

Y fíjense que en este tiempo, en estos últimos 10, 20, 30 años hemos oído de avivamientos, hemos ido, hemos visto. Pero fíjense que Andrés se tuvo que quedar la noche, al comienzo lo llama rabino y después en la mañana va a buscar a su hermano, Simón, y le dice a Simón, Simón ven conmigo, quiero presentarte. Acabamos de conocer al Mesías. La noche anterior era un maestro, al día siguiente era un Mesías. Tremendo encuentro con Dios.

Cómo vas de un simple filósofo, un simple maestro al Mesías, el que trae salvación a Israel. Fue tanto el impacto que tuvo en Andrés que fíjense que no hizo mucho más ministerial, pero una de las cosas que sí hizo fue presentar a Simón a Jesús. Bastante, ¿verdad? Imagínense esos padres, tremenda manera de levantar a sus hijos. Tenías 2 Apóstoles en su familia. Digan amén.

Y los otros, Juan y Santiago, dos Apóstol más, hay 4 con 2 pares de padres, eso es buen parentesco ¿verdad? Y después María y José que nada más que fueron padres al Hijo de Dios. Pero fue un cambio de tiempo, porque Jesús dijo, el menor en el reino es más grande que Juan, pero Juan es el mayor de todos ellos. Es decir, que había un cambio total, brusco, donde Jesús empezó a decir, yo traigo paz pero no como el mundo piensa, yo traigo espada que va a dividir inclusive familias, yo traigo una espada de amor y el amor no es algo tan romántico y todo emocional. El amor es una acción divina de parte de Dios y el amor puede ser bien duro a veces, como comentó el pastor Gregory esta mañana. Y nosotros no podemos decir, dónde está tu amor, cuando no están de acuerdo con lo que está pasando. Uno tiene que decir, qué quiere decir Dios con amor en esa situación.

Y ese cambio que vino porque Jesús siempre viene en el espíritu contrario de lo que nosotros pensamos. Cuando Dios fue introducido en la tierra, y en Juan 20 es cuando Jesús viene del infierno hacia el cielo. Cuando le quita las llaves de la muerte y del pecado al demonio, cuando es resucitado de los muertos, esto es Juan 20:1. Viene María Magdalena, se acuerda de la historia? Llega a la tumba, llega y ve que la piedra ya no está donde debiera, ve que Jesús no está, corre a donde están los Apóstoles y les dice, se llevaron el cuerpo del Maestro. Salen corriendo Pedro y Juan, llega primero Juan pero no se atreve a entrar porque es el menor de todos los Apóstoles y dice, yo no voy ahí yo solo. Espera que viene Pedro, Pedro entra y toma dos Apóstoles para creerle la palabra a una mujer. Dicen, es verdad, María, se llevaron el cuerpo del Señor.

Y la Biblia dice que ellos no entendieron las escrituras. La Biblia dice que todavía no creían en lo que había sucedido. Jesús le había dicho, tengo que ir 3 días y resucitar. Hay un cambio que está sucediendo. Ya no voy a ser el que está aquí de carne y hueso necesariamente, voy a ascender. Les dijo desde el principio. Y dice, se regresaron a sus casas. Fueron, vieron pero no se quedaron.

Quién se quedó? María Magdalena, llorando, dónde está mi Señor? En lágrimas. Quizás toda su máscara corriendo por su cara. Dónde está? Dónde está mi Señor? Entra a la tumba y ve 2 ángeles sentados, se acuerdan de la historia? Dos ángeles sentados, eso probablemente significa que ahí estaban cuando los Apóstoles vinieron pero ellos no los vieron. Dios le abre los ojos a María para que ella vea lo que los Apóstoles… Esto debiera darles esperanza a todos los que están aquí, ¿verdad?

Los grandes Apóstoles entraron y no vieron estos ángeles. Se los dio abrir los ojos a María para que ella pudiera ver lo que Dios había hecho, y ella tampoco entendía pero se había quedado con hambre por ver al Señor. Y le dicen los ángeles, por qué lloras? Dios va a venir en tal manera, Jesús se va a manifestar a nosotros en tal manera que va quizás a ofender nuestras sensibilidades. Él va a venir en maneras que nosotros no entendemos ahora, como un Juan el Bautista, como un ángel que te dice… cuando es obvio, y los cielos sabían por qué ella estaba llorando. Era obvio por qué estaba llorando pero le preguntan como que si eso no era lo importante, porque Dios quería llevarla a ella a otro lugar igual que a todos nosotros.

No sé cuál es la palabra en español para upgrade, pero él dice yo tengo que ascender, yo quiero upgrade a todo el mundo. Ya yo no soy este que caminaba antes, yo soy otro. Por qué lloras? Porque se llevaron al Señor. Y nuevamente escucha detrás de ella, por qué lloras? A quién buscas? Y ella piensa que es el jardinero, ella no reconoce a Jesús manifestándose en su nuevo tiempo. Y de repente… es fácil orar por avivamiento, Señor, que soplen los vientos, que venga avivamiento. Si vamos a conferencia, Señor, tócame, Señor, muévete en mí. Este ha sido el tiempo para ese tipo de cosas y muchas veces regresamos a nuestras casas sin realmente quedarnos en esos aceites que Dios ha librado en nosotros para que su imagen sea forjada en nosotros y convenzamos al mundo que él es bueno y que no es un Dios religioso. Digan amén.
Pensando que es el jardinero, dice, se llevaron al Señor, tu no te lo llevaste? Muéstrame dónde lo pusiste para yo traérmelo. Imagínese, está hablando con Jesús diciéndole, Jesús, dónde está Jesús? Dónde lo llevaste Jesús para yo traerme a Jesús. Y es Jesús todo el tiempo. Y si no nos damos cuenta Dios ya está hablándote en maneras poco convencionales pero no lo vemos porque está haciéndolo de maneras que no entendemos en estos nuevos tiempos.

Y Dios me dijo, pero esto no es aquello ya, como dice el profeta Joel, esto no es aquello. Para todo esto hay un aquello y aquello quizás no sabemos qué es pero esto que estamos viviendo no es lo que hemos vivido. Prepárate para aquello.

Hay algo que sucede aquí, porque este jardinero de repente dice, María, y sus ojos se abren. Fue del viento que soplaba de avivamiento al aliento del encuentro con Dios personal. Donde ya no es Moisés que va a buscar para nosotros alimento, sino eres tu, mi querido hermano y hermanas, que vas por ti mismo a buscar las respuestas de Dios para tu propia vida. Digan amén.

Para que cobres ánimo y confianza que puedes ir a él sin tener 20 mil pastores y 20 confirmaciones para obedecer al Señor. Ahora, los pastores están ahí para equipar el ministerio, el equipo ministerial está para ayudar, pero Dios quiere llevar al pueblo latino de tener una mentalidad de víctima a una mentalidad victoriosa. Y estos son tiempos donde ya tu no puedes decir, pobrecito yo soy hispano y necesito que el gobierno me cuide. Hermano, hermana, cuál es tu fuente de vida? Dios quiere llevarnos de lo que nosotros confiamos en todas aquellas… cuando físicamente tu hacías… cuando el maná fluía. Déjame decirte, Dios está cambiando de maná a pan de vida. El maná tarda un día y ya tenías hambre el día siguiente, pero el pan de vida es para siempre. Te sacia profundamente, a todo nivel de tu ser. Amén.

María, sus ojos abren, [inaudible] y se le lanza encima, tanto el cielo como Jesús sabían por qué estaba llorando. Y Jesús, tierno Jesús, qué le dice a María, anda, ahí está. Dime, no me toques. Esto ya no es aquello. Dilo. Todavía no he ascendido, María, estoy en un nuevo tiempo, estás en transición, María. Tu me querías, deja de querer, deja de buscar cuerpos y huesos que ya no son relevantes para este tiempo. Dejar de buscarme.

Yo he sido un estudiante de avivamiento. Roberto me conoce, oración de avivamiento, vamos a buscar la presencia, y todo eso sigue siendo verdad. Y fue una tremenda fundación y cómo se movió Dios en eso tan especial, aquí en Nueva Inglaterra, pero esto ya no es aquello. Esto es algo totalmente distinto, donde si no seguimos buscando, no sabremos cuál es el aquello para esto. Pero sabemos que aquello del pasado ya no es esto.

Y fíjate, tu puedes hacer las cosas bien y no hacer la buena cosa. Tu puedes hacer cosas buenas que eran buenas para un viejo tiempo pero ahora, como no es ese mismo tiempo, estás haciendo cosas buenas pero no las correctas. Ya no te puedes ver cómo te venías antes. Ya no puedes estar esperando a que otras fuentes que no son el Señor sean lo que te de alimento. Ya no puedes ir a tu trabajo y pensar que tu estás allí para que te den un cheque el 15 y el 30, Dios es el que suple tus necesidades.

Tu estás en tu trabajo como una función para avanzar el Reino de Dios ahí. Por qué Dios está haciendo todo este alboroto? Porque está cambiando la manera en quién confiamos, cuál es nuestra fuente, mi querido hermano.

María, no me toques. Pero te mando, anda, ve y dile a los hermanos, ya regresé. Estoy ascendiendo a mi Padre y tu Padre, a mi Dios y tu Dios. Anda, nos pone en el mismo aliento con él mismo. Ve y diles. María corre, tu puedes hacer el caso, tu puedes casi que decir que la primera misión apostólica de Jesús fue mandar a una mujer a decirle a los Apóstoles. Y decirles, pónganse las pilas. Y cuando María llega les dice, “He visto al Señor, he pasado de mi viejo tiempo a mi nuevo tiempo. No entiendo. Me dijo algo que tenía que ascender, no entiendo pero lo he visto.” Yo fui, yo vi y me quedé y me abrió los ojos para ver.

Yo vi una comiquita en un artículo que estaba leyendo donde decía el líder, cuántos quieren cambio? Y había una gente en una especie de reunión y todo el mundo dice, queremos cambio. Y después dice, cuántos quieren cambiar? Y oías los grillos, cri, cri. Porque el cambio significa que hay que tomar responsabilidad personal. Si Dios está cambiando la parte global y pinchándole el caucho al carro babilónico en que todos veníamos rodando y está introduciendo nuevamente lenguaje no individualista sino para que el individuo vaya y busque al Señor y reciba de él, como un individuo en una familia logra cumplir su propósito por el cual es nacido y creado, como nuestros hijos, uno quiere hacer esto, el otro quiere hacer aquello, y todos son hijos. Todos funcionan para la familia y a la misma vez todos funcionan para cumplir aquello que tienen en ellos como pasión.

Cuál es tu pasión? Por qué tienes miedo de cumplir tu propósito? Por qué tenemos miedo de tomar responsabilidad? No me miren así. Porque no creemos que Dios funciona con nosotros como hispanos como funciona con aquellos que tienen plata, que son blancos, que son del occidente, por qué no creemos que Dios es el mismo para todos? Por qué no soñamos cosas maravillosas?

Por qué Dios está cambiando todo? Ahorita están hablando nuevamente de quitar lo que se llama el Johnston Amendment, eso significa, hermanos, que hace como 50 años Dios le quitó la voz profética a la iglesia. Por qué? Porque lo único que sabíamos hacer es juzgar lo que no igual a nosotros. Perdimos toda una generación, todos los hippies los perdimos porque veníamos a la iglesia todos con corbata y camisa blanca y vestidos y no sabíamos cómo amar lo que tenía pies sucios, lo que no olía bien, estos jóvenes que venían que son salvos, que no sabían qué hacer pero tampoco recibieron el afecto necesario para quedarse. Vinieron, vieron y se fueron.

Hace como 50 años cuando Johnson prohibió en esencia que aquellos que eran sin fines de lucro pudieran hablar y profetizar. De hecho, le quitaron la libertad de expresión porque si no le quitaban la capacidad de ser sin fines de lucro. Y ahorita estamos…

Escúchenme hermanos, estamos en pie de que devuelvan esta joya nuevamente a la iglesia. Mi oración es… yo iba a predicar sobre un corazón puro que ve a Dios, Mateo 5:8, mi oración es para el cuerpo de Cristo, que empecemos a profetizar a las áreas del mundo donde nos habían quitado la voz pero no profeticemos nuestras preferencias y nuestros prejuicios sino la voz verdadera de Dios. Donde cantemos canciones que no sean simplemente para bendición del cuerpo, que no seamos una iglesia como Las Vegas, lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas, lo que pasa en la iglesia se queda en la iglesia. Sino que de aquí, de estos 4 muros suelten palabras al mundo de ciencia, suelten palabra al mundo económico, suelten palabra al mundo gubernamental, donde están los atletas, donde están los artistas, al pueblo religioso, que realmente quieren ver a Cristo pero lo están viendo de lo que ya no es, cuando Dios quiere llevarlos a las alturas donde él está para que moremos con él y obtengamos algo fresco para dar a las naciones, para que se cumpla Isaías 2 que como un río venga de las naciones a preguntar qué hacemos con nuestros países, con nuestras ciudades, para que el mundo legal conozca justicia verdadera.

Cuando el mundo médico vea la sanidad de Dios fluyendo, cuando ya no necesitemos Moiseses y súper estrellas sino cada uno de ustedes se mueve en el fluir del espíritu de Dios. Cuando ya no es aquel o este, sino yo, Señor. Envíame a mí. Di, envíame a mí, Señor. Aquí estoy.

Pero significa una capacitación distinta. Leer no para sobrevivir sino leer para influenciar. Estudiar para ser sal y luz, no solamente llevar a alguien de tinieblas a luz, sino posicionarlo para que cumpla su propósito por cual fue nacido. Cómo van a venir los jóvenes cuando les decimos que las cosas son tan malas que cuando venga Jesús él lo va a arreglar todo, qué esperanza le damos? Cuando las cosas se empeoran un poquito nos volvemos apocalípticos, todo lo dejamos en el futuro, cuando Jesús venga. Bueno, Jesús está aquí, qué haces con él now? Qué haces con Cristo en ti ahora? O nos olvidamos de esto y simplemente morimos y él viene.
Termino con esto, hermanos, lo que viene va a ser impresionante, va a traer una inmenso gozo, una expectativa brutal y un miedo porque no vamos a entender qué hacer y va entonces a tener que aferrarnos a él como nunca lo hemos hecho. Va a traer un espíritu de sabiduría y revelación donde vamos a conocer quién es, a ser un espejo que nos cambia según su imagen y nos lleva de gloria en gloria, pero para qué? Para que luzcas bonito? No, hermano, para que fluyas en tu área, en tu esfera de tal manera que influencies todo tu trabajo, donde tu entres a tu trabajo y toda la atmosfera cambia, donde tu negocio donde estés trabajando es prosperado porque tu estás ahí, donde en vez de problemas con jefes y problemas con gente tu empiezas a orar por ellos, donde dejas de hablar palabra religiosas y empiezas a razonar con una profundidad no dependiendo de tu educación sino dependiendo de tu encuentro con Dios.

Tengo hambre y sed. Nos trajo como familia a este país, nos hizo ciudadanos después de largo tiempo para este momento, hermanos, para profetizarle a gobernantes, a influenciadores, músicos, creativos, escritores, estudiantes, brillantes, la ciudad de Boston, nos trajo para este momento. Ya esto no es aquello. Digan amén.

Levántate ahora. Así le dijo Dios a Josué, murió Moisés, ya esa vieja época ya no es el tiempo ya. Levántate, Josué, cruza, tu y todos los tuyos a la tierra que he prometido. Y hay muchos que dicen, pero al final dice esto, la promesa más mencionada en toda la Biblia, listo, yo estaré contigo. Yo estaré contigo. Esfuérzate y sé valiente. Te ordeno, no es porque no quieres pelear, sino porque tienes miedo a liderar en un nuevo tiempo fuera de la sombra del viejo liderazgo y de las viejas formas de hacer cosas, al mundo creativo de este siglo XXI. Esfuérzate y sé valiente que lo que viene es impresionante.

Hay una canción que dice, it’s wild, it’s great, es tremendo, el loco, es impresionante, es terrorífico, todo a la misma vez y por eso nuestro centro y enfoque eres tu, Jesús, nuestra piedra angular. Amén. El único fundamento apostólico profético cierto, todo Cristo, todo sobre Cristo.

Pónganse de pie un momento. Quiero hacer un acto profético con ustedes. Cuántos están listos para entrar a su nuevo tiempo? Cuántos saben que no estamos hablando de cambiar pastores? Digan amén. Es tiempo. Pónganse bien atrás en la silla, yo quiero que en un momento les voy a dar una oportunidad para que tomen un paso a ese nuevo tiempo, a esa nueva tierra. Dios me dijo que el año 2017 era un año de manifestación de las promesas proféticas que tenemos en nosotros.

Y cuando tomen este paso le están diciendo al Señor, Padre, tomo responsabilidad por mi vida. Dejo las excusas, dejo de echarle la culpa a otros, perdónalos que tengo perdonar. Dejo mis actitudes de víctima y entro en las actitudes victoriosas que tu me has dado, Señor. Dejo mi pasado atrás o mi detrás atrás y entro en lo que tu tienes para mí ahora. Digan ahora. Si esa es la decisión que estás tomando, hermano, cuando cuente a 3 toma un paso hacia adelante y di, Señor, entro en mi tierra prometida y empiezo a comer no del maná sino del sustento de esa promesa, no trabajo hacia la promesa, trabajo desde la promesa.

Listo. Una, dos y tres, anda, den el paso. Levanta tus manos al Señor, glorioso Dios, padre Celestial, Dios soberano, mira a este pueblo aquí, Señor, reina, llueve sobre ellos, Señor, llueve la fortaleza, llueve el coraje, la confianza de ir a tu presencia, Dios te pido, en el nombre de Jesús rompe todo yugo de temor, todo yugo de terror, todo yugo de temor a hombres o a la muerte, o al fracaso o a la pobreza. Señor, todo espíritu de víctima lo rompemos hoy y entramos en tiempos de victoria, Señor, para nuestra pareja, para nuestros matrimonios, para nuestros hijos, para nuestras finanzas. Digan amén.

Fuente:

Pastor Juan Carlos Álvarez

SHARE