Dios sabe muy bien lo que hace

Dios sabe muy bien lo que hace

46
SHARE

Hace un tiempo en un seminario para parejas de pastores, el conferencista era cuadripléjico, él era el consejero nacional de su misión. Fue ese tiempo una gran bendición de Dios. Podemos preguntarnos ¿Por qué Dios no lo sana? La respuesta está en la soberanía divina, el Señor hace como quiere, con quien quiere y cuando quiere…

Dios cumple fielmente su palabra.

Comentario: Como el Señor lo había prometido llevó a Israel a la tierra prometida. Él lo había dicho una y otra vez, aquellas palabras enfrentaron la duda, incredulidad y hasta rechazo de algunos en Israel, pero finalmente se cumplió lo dicho por el Señor. Los cielos y la tierra pasarán, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre. Él no miente, él siempre cumple sus promesas.

Dios le muestra a Moisés la tierra prometida antes de morir (Deuter. 34:1-3).

“Subió Moisés de los campos de Moab al monte Nebo, a la cumbre del Pisga, que está en frente de Jericó, y le mostró Jehová toda la tierra de Galaad hasta Dan…”

Comentario 1: En aquel momento el pueblo de Israel estaba a punto de pasar a la tierra prometida y Dios le manda a Moisés a subir al monte Nebo, a la cumbre del Pisga y desde allí el Señor le muestra la tierra que le habrá de entregar a Israel. La palabra “Nebo” significa: que habla, profetiza, enseña. Entonces hay aquí grandes enseñanzas de Dios que siguen hablando hoy para nosotros.

Comentario 2: De la mano de Dios Israel llega a la tierra prometida, a pesar de los enemigos, del desierto, de los desacuerdos, a pesar de los obstáculos y de los momentos de desánimo, a pesar de la incredulidad muchas veces del pueblo, el Señor cumplió su palabra. Dios envió su milagrosa provisión, y ante sus enemigos el Señor le dio la victoria a Israel. Nada puede detener los planes de Dios.  

Los errores del hombre no anulan la veracidad de Dios (Deuter. 34:4-5).  


“Y le dijo Jehová: Esta es la tierra que prometí a Abraham, a Isaac y a Jacob, diciendo: A tu descendencia la daré. Te he permitido verla con tus ojos, pero no pasarás allá. Allí murió Moisés siervo de Jehová, en la tierra de Moab, conforme al dicho de Jehová”.

Comentario: Dios le cumplió a Abraham, a Isaac, a Jacob, a Moisés y él no cambia por eso podemos estar seguros que cumplirá todas sus promesas. En contraste la Biblia nos muestra la debilidad de Moisés, pues de él se nos dice en Números 12:3 que “era el hombre más manso de todos los que había sobre la tierra” pero un día impulsado por la ira se enojó y golpeó la roca a la que según Dios debía hablarle.

Sin embargo Dios no canceló ni desechó su plan con ellos, pues finalmente los llevó a la tierra prometida como lo había dicho. Moisés falló pero el Señor siguió adelante con su plan, la debilidad del hombre no canceló la bondad y fidelidad de Dios, aunque por supuesto el Señor trató o lidió con el carácter de Moisés. Siempre estaremos aprendiendo.

Dios sabe muy bien lo que hace. Nunca se equivoca ni llega tarde, hace las cosas perfectamente y en el momento preciso. Por su amor podemos confiar en su cuidado y bondad.

Fuente:

Pastor Gonzalo Sanabria

SHARE