Dios no solo le dio un hogar a un bebé abandonado, sino...

Dios no solo le dio un hogar a un bebé abandonado, sino que realizó un milagro transformador para toda una familia en China

125
SHARE

El país más poblado del mundo, China, enfrenta una crisis de bebés abandonados. Cada vez más padres dejan atrás niños que nacen con discapacidades físicas.

Sin embargo, en medio de esta cruel realidad también hay historias transformadoras y milagrosas.

Durante 7 años, Fu Chun Zhi y Xiao Li, trataron de tener un hijo. En 2011, decidieron adoptar un bebé abandonado. La pareja cristiana se emocionó cuando encontraron al niño perfecto en un orfanato local.

“Tan pronto recibimos la llamada estábamos tan felices. Mi esposa y yo no podíamos esperar a ver este bebé. ¡Habíamos esperado este día!”, dice Fu Chun Zhi, padre de niño adoptivo.

En medio de su alegría, recibieron noticias decepcionantes: el bebé que esperaban que fuera perfecto y maravilloso había nacido con un pequeño tumor en su boca y no podía comer ni beber.

“No sabíamos qué hacer. Queríamos quedarnos con el bebé, pero la cirugía costaba mucho dinero. Nuestro corazón estaba roto. Perdimos la esperanza y dirección”, comenta Fu Chun Zhi.

“Estos miembros de la iglesia pasaban un momento difícil. No pidieron nada, excepto oración y guía. Entonces, invité a todos los cristianos a orar por un milagro”, indica Kate Gu, líder cristiana.

Al otro lado del mundo, los estadounidenses Audrey y Rob Post escucharon de esta situación. Un miembro de la iglesia compartió la historia y les pidió orar. La pareja se mantuvo fiel, creían que Dios respondería a sus oraciones.

“Mi esposo y yo sabíamos que el Señor podía hacer milagros. Jesús nos respondió oraciones y sabemos que no hay nada que sea muy difícil para el Señor”, comenta Audrey Post.

Otros cristianos también oraban por la pareja China y su bebé. Conforme pasaba el tiempo, aunque nada había cambiado creían que Dios podría hacer un milagro.

“El favor de Dios ocurrirá cuando no tenemos nada. Solo porque no veían una salida, no significaba que Dios no trabajaba detrás de escenas. Le dije a la pareja que se mantuviera fiel y fuera paciente”, indica Kate Gu.

Increíblemente, un día, Zhi y Xiao Li vieron al bebé escupir algo de su boca. Al acercarse, vieron que era el tumor que había estado atascado en su boca. ¡por lo que la pareja empezó a llorar!

“¡Es un milagro! ¡Sólo Jesús podía hacer algo tan extraordinario! Cuando los cristianos nos unimos y oramos, ¡se mueven montañas!”, comenta Fu Chun Zhi.

Dios no solo le dio un hogar a un bebé abandonado, sino que realizó un milagro transformador para toda una familia en China.

Fuente:

cbnnews

SHARE