¡De lo que te estás perdiendo!

¡De lo que te estás perdiendo!

66
SHARE

Salmo 81:10-16 Hace varios años se hizo famosa una canción del cantante español Raphael que se llamaba ¿Qué tal va sin mí? Seguramente si esa pregunta te la hiciera una persona a la que has dejado contestarías con mucho garbo: ¡Mucho mejor que contigo!!

Pero ¿qué responderíamos si hoy nuestro Dios nos hiciera esta pregunta? Que responderíamos si el Señor hoy nos preguntara ¿Qué tal te va sin mí?

Tenemos que reconocer que, si nos hemos apartado, estando lejos de Dios no puede irnos mejor que cuando estamos cerca de él, cuando caminábamos en sus caminos y hacíamos su voluntad, que nos vaya bien lejos de Dios sería algo que negaría lo que la palabra de Dios nos enseña (Juan 15:5)

Pero reflexionemos primeramente porque nos apartamos, porque muchos cristianos toman la decisión de alejarse de Dios.

NOS APARTAMOS PORQUE SE NOS OLVIDA DE DONDE NOS RESCATO EL SEÑOR (SALMO 81:10)

Muchos cristianos tenemos una memoria muy corta, se nos olvida de donde el Señor nos rescató, se nos ha olvidado de las enfermedades que nos ha sanado nuestro Dios, se nos ha olvidado de las esclavitudes que nuestro Dios nos liberto, se nos ha olvidado de las aflicciones que nuestro Dios nos ha sacado.

Parecería que estamos en deuda con nuestros amigos, o con nuestro trabajo, o con nuestra profesión, por la forma como dejamos los caminos del Señor para dedicarnos a todo lo demás, pero se nos olvida que con quien somos deudores es con nuestro Dios por todo lo que el ha hecho por nosotros (Romanos 8:12)

NOS APARTAMOS PORQUE NO QUEREMOS OÍR LA VOZ DE DIOS (SALMO 81:11)

Lastimosamente muchos cristianos se apartan porque no quieren oír la voz de Dios sino la voz de las personas que les dicen que haciendo lo malo les ira bien, que viviendo en pecado serán felices, que se puede ser cristiano y vivir como inconversos, pero NO, ESO NO ES VERDAD

Nos apartamos porque queremos oír lo que nos gusta y no queremos que nuestras malas decisiones sean confrontadas con la palabra de Dios.

Pero tenemos que saber que, aunque no queramos oír, Dios seguirá hablándonos, el seguirá exhortándonos, NO PUEDES CALLAR LA VOZ DE DIOS EN TU VIDA (Ezequiel 2:7)

NOS APARTAMOS PORQUE SOLAMENTE QUERIAMOS LA AYUDA DE DIOS, PERO NO QUERIAMOS A DIOS (SALMO 81:7 y 11B)

Posiblemente Dios ha sido para ti solamente como un salvavidas, como el medico de emergencias, pero no tu Señor.

Queríamos un milagro, queríamos sanidad de nuestra enfermedad, queríamos un empleo, queríamos restaurar nuestro matrimonio, pero no queríamos una vida consagrada para Dios.

Por eso a muchos cristianos se les hace tan fácil darle la espalda a Dios, porque solamente querían la bendición, no al dador de la bendición.

PERO, AUNQUE HAYAS DEJADO A DIOS, TIENES QUE ESTAR SEGURO DE QUE EL NO TE HA DEJADO, EL NO TE HA ABANDONADO, SOLO TE HA DEJADO QUE CAMINES EN TUS PROPIOS CONSEJOS, (VS 12)

¿Porque permite eso Dios? Para que podamos darnos cuenta te todo lo que nos estamos perdiendo por necios o por soberbios, de todas las bendiciones que nos estamos perdiendo por habernos alejado del camino de Dios.

Tenemos que reconocer todo lo que nos estamos perdiendo por andar lejos de los caminos de Dios (vs 13-16)

Tendrías victoria y no fracaso en tu vida (vs 15-16)

Cambiarias la mediocridad y el conformismo en tu vida por LO MEJOR que solo nuestro Dios puede darnos (Vs 16ª)

Cambiarias tu amargura por la dulzura del amor y la presencia de Dios que es como la miel en tu vida (vs 16b)

Ya no esperes más, ven a él hoy mismo y disfruta de todo lo que por estar lejos de Dios te estás perdiendo, su gracia sigue estando disponible para nosotros (Oseas 14:4-5)

Fuente:

Pastor Oscar Flores

Compartir
SHARE

Dejenos sus comentarios

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIO

DEJE SU REPUESTA